En los primeros minutos de este sábado, los organizadores de la 34° Peregrinación de los Pueblos decidieron suspender la marcha, que partió a las 17 del viernes desde Hasenkamp y tenía previsto llegar a Paraná alrededor de las 19, al Santuario de La Loma, en barrio Paracao.

 

Las inclemencias del tiempo obligaron a la tercera suspensión por lluvia de la peregrinación, que surgió en 1983. En 2004 y en 2006 las lluvias habían aguado la marcha de los peregrinos, y en 2014 los sorprendió ya en el tramo final.

Cerca de la 1,50, los organizadores colgaron en el muro de Facebook de la Peregrinación de los Pueblos este mensaje:

#ATENCION desde hace minutos la organización de la PEREGRINACIÓN de los PUEBLOS ha tomado la determinación de suspender la presente edición debido a las condiciones climáticas.

Los peregrinos se encuentran en la parada de Cerrito para mas información comunicarse con responsables y parroquias de los respectivos contingentes”

Los servidores y los responsables de los distintos contingentes empezaron entonces la ardua tarea de organizar la vuelta de los peregrinos en los vehículos que aguardaban al costado del camino, en Cerrito, la ciudad desde donde parte de una de las etapas más conmovedoras: la marcha de antorchas en la ruta, en mitad de la noche.

La Peregrinación de los Pueblos une Hasenkamp con Paraná a lo largo de 90 kilómetros, durante una caminata de más de 24 horas.

La iniciaron dos jóvenes hasenkampenses.

Jorge Quirós y Amelio Rodríguez tomaron la decisión el viernes 14 de octubre de 1983, a las 19: primero rezaron el rosario en la Parroquia San José, y media hora después estaban en la ruta, la ruta provincial 32, las mochilas al hombro, comida y agua en las mochilas al hombro, una imagen de la Virgen María en los brazos. Nada más.

Pero aquella vez no pudieron. Una tormenta los sorprendió a poco de salir y los obligo´a desistir. El fin de semana siguiente lo intentaron, y lograron llegar a Paraná.

En 2000, el entonces arzobispo Estanislao Karlic la incluyó en el calendario litúrgico y le impuso la necesidad de nombrar un sacerdote responsable. Desde entonces ha venido creciendo, hasta congregar a más de 20 mil personas peregrinando.

La edición 2016 será la tercera en la historia de la Peregrinación de los Pueblos en la que hubo suspensión por lluvia.

Será, ahora, preparar todo para la edición 2017.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.