Es la foto del día después. Todo ahora está seco, vacío, con ausencia. Es como el campo de un estadio después de un recital, la Costanera luego de un fin de semana largo, el pasto seco luego del paso del ganado, después de la seca. Así esta ahora el piletón que armó la Municipalidad de Paraná en la zona del Camping Thompson. Se habilitó la Navidad de 2016 ante la falta de playas producto de la creciente del río. Y el piletón, así se llamó, funcionó como alternativa. Ahí, en medio de un campo donde antes se había armado una cancha de beach volye, estuvo el piletón, con una extensión aproximada de 100 metros de largo por 80 de ancho, con una capacidad de 12 millones de litros de agua. Ahora ya no. Está seco el piletón.

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.