Los trabadores de LT 11 Radio General Francisco Ramírez, de Concepción del Uruguay, votaron hoy continuar en estado de asamblea al aguardo de definiciones de las autoridades del Sistema Nacional de Medios Públicos y ante la certeza de que en esa emisora se aplicará, desde el primer día de febrero, un severo plan de ajuste.

Este lunes los trabajadores mantuvieron una asamblea y participaron del “abrazo solidario” a la radio, actividad esta última de la que participaron gremios, partidos políticos y organizaciones sociales de Concepción del Uruguay. Y como no recibieron ningún tipo de definición oficial se convocaron para el viernes, a las 20, para una nueva asamblea.

La única figura política que se hizo presente fue Jorge Satto, delegado en la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), de nexos con Cambiemos en el Gobierno nacional, pero a decir de los empleados de la radio, “sólo habló de la pesada herencia recibida y no dio ningún tipo de respuesta”.  De igual modo, esperan que en las próximas 48 horas se produzca alguna definición que dé cuenta de cuál es el plan de ajuste que van a aplicar y qué consecuencias tendrá sobre la radio pública.

En el recorte en los gastos, fundamentalmente en horas extra, repercutirá en las transmisiones de la radio: los empleados dicen que las bajas por jubilación no se han ido cubriendo, y por eso la emisora funciona en buena parte de sus franjas horarias con pago de horas extra al mismo personal.  “Si no habilitan horas extra, la radio se tiene que cerrar”, dicen los trabajadores.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.