Los paranaenses se encontraron este lunes por la mañana con un paro de los choferes de colectivos agrupados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que arrancó a las 8,30 y por tiempo indeterminado.

La medida de fuerza es consecuencia del incumplimiento, dicen desde UTA, del acuerdo paritario al que se llegó después de la última medida de fuerza, un paro nocturno entre las 22 y las 6, que se cumplió entre el 18 y el 20 de marzo últimos.

El conflicto entre la UTA y Federación Argentina de Transporte Automotor de Pasajeros (Fatap) se resolvió con la intervención de la Nación. La administración del presidente Mauricio Macri se comprometió a aplicar un subsidio para que las empresas puedan pagar a los choferes una suma fija no remunerativa de $5.000, en dos cuotas de $2.500.

La primera cuota debió abonarse el viernes. Pero ello no ocurrió.

Según Sergio Groh, secretario gremial de UTA, “la Nación transfirió el dinero a la provincia. Pero la Municipalidad de Paraná no lo transfirió a las empresas. No sabemos los motivos por los cuales ocurrió esto. No tenemos explicación de por qué no se hizo la transferencia. Da pena, no sabemos qué pasa en los últimos tiempos. Parece que este gobierno se la agarra con los trabajadores. No toman conciencia de la necesidad de dinero que hay. Como todos los trabajadores, los choferes tampoco llegamos a fin de mes. Cuando hay un acuerdo, que trae algo de alivio, en vez de dar solución, no sabemos por qué no se cumple”.

Groh entendió que la responsabilidad fue de la Municipalidad que no transfirió a las empresas de colectivos ese dinero que la Nación habría enviado. “Entonces, nos vemos en la obligación de reclamarlo de esta forma”, dijo en declaraciones a Radio Costa Paraná 88.1.

Pero el secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad de Paraná, Ricardo Frank, lo desmintió. En declaraciones a FM Litoral, Frank sostuvo que  “lo que nosotros teníamos que transferir, lo hicimos el viernes. Hay dos asistencias que recibe la empresa. La primera es una gestión de provincia que viene de Nación. Eso, hasta la fecha, no han venido los fondos de provincia; y otra es una gestión del intendente (Sergio Varisco) que viene de Nación a Municipio. Eso ingresó el jueves y ya se transfirió el viernes al mediodía…Si los empresarios se comprometieron en un pago extra, conmigo no lo gestionaron, hay que ver quién fue el interlocutor”.

Desde las empresas de colectivos dicen que esos $2.500 que se adeudan corresponden a los salarios de enero de 2019, y que forma parte de un acuerdo paritario de 2018. “Esto debía tener cobertura de subsidios por parte de la Nación, porque correspondía al acuerdo salarial 2018 pero el Estado Nacional se desligó del problema y dice que es un problema netamente de las jurisdicciones. Que ellos lo transfirieron con la mayor coparticipación”, señalaron desde el sector empresario.

En monto global, se trata de una cifra próxima a los $2 millones para enero, e igual cantidad para febrero.

-¿Es responsabilidad de la Municipalidad?

-No -contestaron desde las empresas-. En este caso, debiera ser resuelto por la Provincia o Municipalidad, en su defecto. Pero (el secretario de Servicios Públicos, Ricardo) Frank pidió ayuda a la Nación por ese dinero. Estaba al tanto de la sitaución.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.