El peronismo entrerriano definió el viernes por la noche una nueva conducción para el partido de Gobierno en la provincia. La novedad no fue el consenso -que estaba muy claro- alrededor de la figura de Gustavo Bordet como presidente del PJ, sino en la legitimación de Sergio Urribarri como vicepresidente de la lista única que se confeccionó anoche.

urri

El proceso interno parecía indicar que el peronismo se inclinaría a respetar la fórmula de Gobierno y replicarla en el partido, como se había efectuado en la gestión anterior con Urribarri y José Cáceres. En este caso, se veía claro, Bordet conduciría el partido con su vicegobernador Adán Bahl.

Sin embargo y tal cual lo adelantó Entre Ríos Ahora (http://entreriosahora.com/urribarri-el-vice-autopostulado-del-peronismo/), Urribarri tenía otros planes. El ex mandatario observa, no sin pavor, el modo en que se diluye el poder que concentró durante ocho años y busca entre las maniobras posibles extender la fecha de vencimiento de su influencia en la vida política de la provincia y su partido.

Hay razones inexorables que precipitan el cierre de su etapa, pero el ex gobernador intenta eludirlas aún cuando se debe ver en el mismo espejo de su antecesor Jorge Busti. Urribarri observó cómo se extinguía el poder de su mentor y ahora resiste el mismo proceso, aunque en su caso es aún más acelerado: Busti podía intentar -y lo hizo- buscar la gobernación otra vez. Urribarri no puede. Tal vez sea Mauro su esperanza.

bord1

Lo cierto es que como se contó aquí, el 9 de febrero en un salón del Hotel Maran Suite & Tower, durante una reunión de Gustavo Bordet con los legisladores pejotistas, Urribarri sorprendió a todos y especialmente a Bordet, al autoproclamarse para ocupar la vicepresidencia del partido. No sólo eso, en su autodesignación Urribarri hizo mención a un pedido de Bordet para que ocupe ese cargo. Un pedido que no existió. Tanto es así que los diputados presentes estaban al tanto de que la intención del gobernador no era otra que ofrecerle el lugar a su vice y no a Urribarri.

Más allá de los debates internos, nada cambió de ese 9 de febrero a este viernes por la noche. Bordet fue elegido de acuerdo a lo previsto y el peronismo prestó acuerdo para legitimar la autoproclamación de Urribarri. La dupla lleva luego, en los primeros puestos al diputado provincial Juan José Bahillo (Gualeguaychú) y al ex vicegobernador José Cáceres.

boresta

EN PARANÁ.

El vicegobernador Adán Bahl, rival directo de Urribarri en el escenario provincial, se recostó en el armado partidario de la capital entrerriana. En este caso, Bahl se presentó como la garantía de acuerdo entre los tres ex intendentes peronistas (Julio Solanas, José Carlos Halle y Blanca Osuna), para lograr una lista consensuada, que finalmente quedó expresada en la candidatura del diputado solanista Gustavo Meza.

“Todos reconocían la necesidad de unión y hoy podemos decir satisfechos que lo hemos logrado, logramos un acuerdo que nos incluye a todos”, señaló el ex intendente Halle y subrayó que “muchos pretendíamos que fuera Bahl quien conduzca pero se ha priorizado al partido, con mucha generosidad por parte del vicegobernador y los referentes de los distintos sectores. Estamos hablando de un esfuerzo enorme, dado que esta unidad se gestó con el apoyo y humildad de tres exintendentes”.