El concejal Emanuel Gainza (Cambiemos) fue sobreseído este lunes por el juez federal Leandro Ríos en la causa que investiga  presuntos vínculo entre la Municipalidad de Paraná y la banda de narcotraficantes liderada por Daniel “Tavi” Celis en la que continúan procesados el intendente de Paraná, Sergio Varisco; la funcionaria Grisela Bordeira y el también edil oficialista Pablo Hernández, los dos últimos cumpliendo prisión preventiva.

El extensísimo fallo del magistrado señala que “en lo que respecta a la adquisición de 1 kg del material estupefaciente cocaína por parte de Ernesto Ramón González o Emanuel Gainza para ser distribuida en las ciudades de Paraná y Concordia, no se han reunido mayores elementos de prueba que permitan superar el estado de incertidumbre declarado a fs. 1798/1833vta., pues de los informes de la DAJuDeCO, de las nuevas desgrabaciones telefónicas, legajos de investigación, informes de extracción de datos (de los teléfonos celulares, como de las cámaras de seguridad), constataciones judiciales, como de la declaración de los testigos relevantes de la causa e informe de la División Lavado de Activos de Policía Federal, no surgen elementos que pueden esclarecer aquella duda generada en torno a la identidad de la persona que habría intervenido en el hecho dentro de una estructura organizada por Daniel Andrés Celis y coordinada por el resto de los imputados”

“En el caso, las partes no han ofrecido pruebas tendientes a esclarecer esta situación intermedia (fs. 2053/2054) ni esta magistratura advierte la existencia de medidas probatorias pendientes que eventualmente deparen elementos de cargo de tal entidad que permitan modificar dicho decisorio, dado que a pesar de la prueba”, señala más adelante. “Por tales consideraciones, se entiende procedente dictar el sobreseimiento respecto de Ernesto Ramón González y Emanuel Gainza”, añade. Al dictar la medida respecto del concejal, Ríos aclara que “el presente proceso no afecta el buen nombre y honor del que hubiere gozado”.

En la misma disposición, procesó a Luciana Lemos, expareja de Tavi Celsi, ” por considerarla autora del delito de adulteración o supresión del número o grabado de un arma de fuego”.

 

 

 

Sobreseimiento Gainza by Entre Ríos Ahora on Scribd

El caso


El concejal Emanuel Gainza, vicepresidente primero del Concejo Deliberante de Paraná, se presentó el martes 3 de julio último a declarar ante el juez  Ríos, un trámite que le insumió varias horas. Gainza había declarado entonces como imputado en la causa que investiga a la banda narco liderada por Daniel “Tavi” Celis, en la que ya están procesados el intendente Sergio Varisco, en libertad, y que tiene con prisión preventiva al concejal Pablo Hernández (Cambiemos) y a la vocera del área de Servicios Públicos, Griselda Bordeira.

 

Gainza había sido citado a declarar como imputado en la causa por narcotráfico en la que está procesado el intendente Varisco. El concejal fue señalado por Luciana Lemos como el destinatario de la compra de un kilo de cocaína para su venta y distribución, a un valor de 150.000 pesos. A las anotaciones en un cuaderno secuestrado por Ríos se sumó la declaración de Luciana Ernestina Lemos, la pareja del jefe narco Daniel “Tavi” Celis. La mujer dijo que también compraron droga en cantidad, presuntamente para la venta, el intendente Varisco, la ex subsecretaria de Seguridad Griselda Bordeira y el concejal de Cambiemos Pablo Hernández.

El nombre de Gainza, asentado en forma manuscrita, fue encontrado en un cuaderno durante un allanamiento en la casa de Lemos y ese dato fue utilizado por el juez para llamar a indagatoria a Varisco, Bordeira y Hernández. De ese trámite resultó después el procesamiento a Varisco y la prisión preventiva para Bordeira y Hernández. El procedimiento en la casa de Lemos, en la calle Don Segundo Sombra, se hizo previo a las indagatorias de Varisco, Bordeira y Hernández que se produjeron a principios de junio. En la vivienda, la policía secuestró casi tres kilos y medio de cocaína.

En el cuaderno de marras, el apellido Gainza está seguido por una “Ch”, que significaría “Chino”, un apodo con el que se lo conoce al concejal del PRO. Todo está enmarcado con un círculo y una referencia matemática: “1 x 150 Pagado”. El juez Ríos entiende que esas anotaciones son compatibles con la adquisición de cocaína, “atento a que (…) la organización vendía el kilo de cocaína en una suma de entre 150.000 y 160.000 pesos”.

En realidad, los cuadernos secuestrados fueron dos y estaban dentro de una cartera negra, en el quincho de la vivienda, junto a una mesa redonda sobre la cual encontraron la cocaína. La cartera que contenía los cuadernos estaba tirada en el piso. Para citar a Gainza como imputado, el juez tuvo en cuenta que “en un primer momento de la investigación se sospechó fundadamente (con los elementos colectados) que la persona que habría adquirido un kilo de cocaína, a un precio de 150.000 pesos para ser distribuido en las ciudades de Paraná y Concordia durante la campaña electoral, sería Ernesto Ramón González, alias Gonza, y que fuera erróneamente escrito por Luciana Ernestina Lemos”. Al principio no se pudo desentrañar si decía “Gonza” o “Gainza”, pero finalmente González, que también fue procesado, no fue imputado por esa compra.

En la investigación luego comenzó a tomar fuerza que era “Gainza” y no “Gonza”. La posible referencia al concejal se debe a que “el teléfono celular de Lemos tenía registrado como contacto a ‘#48 Emanuel Gaiza’ y, asimismo, del registro de llamadas surge que en fecha 25 de abril de 2018 Lemos efectuó una llamada a este número, sin embargo, la llamada no fue atendida ni devuelta”. Una segunda hipótesis es que las anotaciones refieran a Ramón Benito González, alias Cabezón Ganza o Moncho, que aparece entre las personas con las cuales se contactaba Celis a través de un teléfono celular que utilizaba en la unidad penal.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.