La provincia de Entre Ríos experimenta desde hace tres años un incremento acelerado de la población de presos en las unidades penales.

Según estadísticas del Servicio Penitenciario Provincial (SPP), entre 2011 y 2017 se incrementó en un 128,57% la cantidad de personas detenidas. Se observa que se pasó de alojar a 719 reos en 2011 a 1.490 en 2015, según datos oficiales. En 2017, según autoridades del SPP, ese número trepó a 1.808.

En la provincia existen nueve unidades penales, distribuidas en diferentes localidades: la Unidad Penal Nº 1 y la Unidad Penal Femenina Nº 6 Concepción Arenal , ambas en Paraná; la Unidad Penal Nº 2 Gualeguaychú, la Unidad Penal Nº 3 Concordia, la Unidad Penal Nº 4 Concepción del Uruguay, la Unidad Penal Nº 5 Victoria, la Unidad Penal Nº 7 Gualeguay, Unidad Penal Nº 8 Neuropsiquiatrico – Federal. De todas ellas, el Penal de varones de Paraná cuenta con la mayor cantidad de condenados y procesados: 523 en 2015 y alcanza alrededor de 600 en 2017.

“Si sumamos la unidad penal femenina, la Casa de Pre-egreso donde hay 34 internos que están con salidas, y la población de la Unidad 1, en Paraná se supera ampliamente los 700, estamos mas cerca de los 800 presos”, señaló el director general del Servicio Penitenciario, José Luis Mondragón, en diálogo con Entre Ríos Ahora.
En el siguiente cuadro la cantidad de presos por Unidad Penal, entre 2011 y 2015:

Mondragón reiteró que el organismo de seguridad a su cargo necesita una nueva cárcel donde alojar a los ciudadanos presos por delitos de diferente índole. Y, consultado al respecto, se refirió a que actualmente, la superpoblación llegó al extremo de que en la Unidad Penal N°1 de Paraná se tuvo que usar la capilla como pabellón.
“Nosotros hemos ido modificando las estructura de las unidades porque la inversión en cárceles ha quedado un poco relegada en relación al aumento de la población penal. Esto ha implicado ocupar edificios y refuncionalizar otros. En el lugar de la capilla fue ocupado, por formar parte del edificio principal de la Unidad Penal N°1, construimos un pabellón ahí, con sanitarios, con un espacio común para la población que habita ese lugar. La capilla ahora ocupa el lugar de reuniones que teníamos destinado a personal”, planteó el funcionario del SPP.

En junio de 2016, cuando la Legislatura aprobó la creación de cien cargos de agentes penitenciarios, se explicó que el aumento de la población carcelaria es un resultado directo del nuevo Código Procesal Penal de la provincia, que agiliza las causas penales. Es decir: se llegan a condenas en un lapso de tiempo más corto y ello repercute en los penales.

En el siguiente cuadro, la cantidad de presos y el tipo de delito cometido. Del análisis se observa, por citar dos casos, que entre 2011 y 2016 hay un incremento de presos por delito de tráfico de drogas y abusos sexual. En 2011 había 120 presos por narcotráfico y hoy se llegó a 300; en tanto que hace seis años existían 82 detenidos por abuso sexual, y en 2015 se registraron 218. Las estadísticas a las que accedió Entre Ríos Ahora, aún carecen sobre datos de 2016.

Mondragón indicó que la modificación de las Unidades Penales para poder alojar más presos “viene pasando históricamente”. En esa dirección, aclaró que en la Unidad Penal N°1, si bien se reutilizó la capilla, “ahora estamos construyendo un pabellón nuevo. No es que simplemente saquemos la capilla y coloquemos a los internos ahí. Trasladamos la capilla y además estamos construyendo un pabellón nuevo para 50 internos”.

Consultado sobre si aún sigue en pie la idea de construir una nueva cárcel en la provincia, Mondragón dijo que “es un proyecto que está en evaluación y tenemos esperanzas que se dé comienzo a los procesos de licitación en cualquier momento. El gobernador lo ha anunciado en su discurso de la apertura del periodo de sesiones ordinarias de la legislatura de este año”.
“Eso nos alienta porque colabora en gran medida en esta cuestión de reubicar internos y hacer más fácil nuestra tarea”, agregó el jefe del SPP.

Cárcel Federal en Crespo, sin información oficial


En las últimas semanas en la ciudad de Crespo se discute acaloradamente sobre la posibilidad de que se instale allí una cárcel federal. Sobre ese proyecto comenzó a hablarse luego de la visita de funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación. Esa posibilidad generó rechazo en la comunidad, e incluso el intendente, Darío Schneider, se puso a la cabeza de una recolección de firmas en contra del proyecto.

Consultado al respecto, el director del Servicio Penitenciario Provincial, José Luis Mondragón, dijo que no tener ninguna confirmación oficial sobre ese asunto. “Las noticias que he tenido ha sido por los medios. Se me ha consultado pero nosotros no tenemos novedad sobre esto. Son todos comentarios porque no tengo nada a ciencia cierta y oficialmente. A mí no se me ha comunicado nada respecto de eso”, afirmó.

En ese sentido, Mondragón señaló que mantiene un diálogo fluido con el ministro de Gobierno Mauro Urribarri, y que “no me ha informado nada”. “La construcción de una cárcel es una cuestión muy delicada, tal vez el Servicio Penitenciario Federal está haciendo algún tipo de inspección de la zona pero oficialmente no tenemos conocimiento del tema”, completó.
Preguntado sobre si se mantiene la idea de levantar la cárcel en Santa Elena, departamento La Paz, afirmó que “aún no está definido”. Se trata de buscar el lugar más apropiado, porque tiene que reunir una serie de condiciones. Es inviable una cárcel muy poblada en el medio de una zona rural, es imposible porque hoy lo que se necesita es comunicación y economizar el traslado de personal e interno”.

Para Mondragón, lo ideal sería construir una cárcel en un centro urbano, sobre todo en aquellos “donde se encuentran las autoridades judiciales que más aglutinan causas y condenas que pesan sobre nuestros internos” para “facilitar la tarea y la economía del erario público”.

Narcotráfico

Mondragón informó que en las cárceles entrerrianas se encuentra detenidos cerca de 300 condenados por tráfico de drogas. Entre ellos dijo que se encuentran las principales cabezas del narcotráfico. “Sobre una población de más de 1800 (presos) tenemos alrededor de 300 que están condenados por tráfico de drogas”, detalló.

El funcionario del SPP dijo no conocer quiénes son los principales narcotraficantes detenidos, pero resaltó que sabe de algunos por las informaciones periodísticas que han dado cuenta de su historia criminal. “Si es por informaciones periodísticas, están en nuestras cárceles los principales responsables del comercio de estupefacientes de la provincia. Yo no evalúo por ese lado a las personas sino que veo qué es lo que podemos hacer para mejorar su situación”, manifestó.

Sobre la cantidad de personal del SPP, dijo que “estamos en un buen nivel”, ya que actualmente cuentan con “1.400 agentes sobre 1.800 internos. Así como estamos en esta relación, es un buen numero”, cerró.

 

Gonzalo Núñez

Especial para Entre Ríos Ahora.