La sesión que tenía previsto llevar a cabo hoy el Concejo Delibernate de Paraná se levantó tras la decisión del bloque de concejales del Frente para la Victoria, que se retiró del recinto aduciendo violencia de género, según la jefa de la bancada opositora, Cristina Sosa. Así, y ante el número reducido de ediles, 7 en total, y sin que se consiguiera el quorum requerido, la titular del cuerupo, Josefina Etienot, decidió dar por fracasada la sesión.

El retiro de los concejales del Frente para la Victoria se dio en medio de la presencia del intendente en el Concejo, que fue para aclarar su situación en la Justicia. Lo hizo cuando Etienot había levantado la sesión. Fue entonces que se produjo un fuerte cruce: desde las gradas hubo airados reclamos, ante lo que Etienot se dirigió a Varisco en estos términos: “Señor intendente, usted tendría que aportar a esto”, en relación al pedido, vano, para que los asistentes abandonaran el recinto.

Varisco hizo caso omiso al pedido de la presidenta del Concejo, y empezó a hablar. Quienes me conocen, me quieran o no, me voten o no, saben de mi honorabilidad y mi desprecio por los bienes materiales. En ese sentido, ratifico lo que he dicho otras veces: no voy a hablar mal de ningún juez ni del Poder Judicial, Pero sí, dejar en claro que estamos a disposición de la Justicia”, subrayó.

Antes, la concejal Sosa había reprochado las agresiones y la violencia de género de la que había sido víctima, y centró sus cuestionamientos en el titular de Medios, José Escobar, presente en el recinto. Luego, junto al resto de su bancada, abandonó el recinto.

“Ante la ausencia de quorom, siendo solamente 7 concejales, se levanta la sesión. Buenas tardes”, anunció Etienot, a mediamañana de este lunes. El griterío fue in crscendo. “Para todos los que no saben contar, tenemos 7 señores concejales. Les pido por favor quer abandonen el recinto”, planteó.

Fiel a su estilo, Etienot decidió enfrentar a los manifestantes. “Por favor, reclámenle a los concejales que no han venido. Tenemos 7 y no hay quorom. Hablen con la concejal (María Marta) Zuiani (Cambiemos), con la concejal (Silvina) Fadel (Frente Renovador), que no vinieron. Les pido que se manifiesten en otro lugar, no en este recinto”, solicitó, visiblemente molesta.

Varisco, que hasta entonces permanecía sentado a un costado en el recinto del Concejo, se paró y empezó a hablar a los concejales presentes. Etienot lo cortó en seco: “Si quiere aplausos, en su despacho, señor presidente municipal”.

Varisco no le puso atención, y empezó a hablar. Dijo que quería hablar aún cuando no estuviera dentro del reglamento, aún cuando la sesión ya había sido levantada. Dijo que fue al recinto a dar “un mensaje que tiene que ver con el hecho de ratificar lo que he dicho en todos los medios periodísticos, y en el juzgado de que ni yo ni ningún miembro de nuestro gobierno pertenece a ninguna red de narcotraficantes”.

“Esto no es un acto político”, dijo Varisco, y en medio intervino Etienot otra vez para pedirle “hablar fuera de la sesión”. Y agregó: “Queda invintado a otra sesión del Concejo Deliberante. Pero esto no es una sesion”.
El intendente continuó. “Va a ser muy breve. Ni yo ni ningún integrante de mi gobierno, participó ni participa de ninguna red de narcotraficantes. Muy por el contrario. Yo he pedido ampliación de la declaración indagatoria donde aportaré los elementos necesarios para que se esclarezca esta situación. Soy un hombre de la democracia, siempre he estado a derecho, colaborando con la justicia”.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.