El intendente de Seguí, Cristian Treppo (PJ), formalizó una contradenuncia a la concejal  Ángela Mariela Espinosa (Cambiemos), que a su vez lo había denunciado, el 19 de septiembre, por amenazas. Dijo que la edil hizo una “falsa denuncia”, que la intimidación de la que habló -intentó “tirarle” el auto encima- no existió y para eso ofreció como prueba las imágenes que registra el sistema de videovigilancia que existe en la ciudad.

Treppo aseveró que en caso de comprobarse la falsedad de la denuncia de Espinosa irá por el resarcimiento civil. “Si yo no tengo culpa en todo lo que dice, esta señora tiene que pagar”, aseguró. “Si yo cometí el error que la concejal dice que cometí, mañana mismo renuncio. Por eso, me presenté en la Justicia y pedí que se abran las imágenes de las cámaras y se vea lo que ocurrió”, aseguró.

Como informó Entre Ríos Ahora, Treppo  fue denunciado por la concejal Ángela Mariela Espinosa (Cambiemos) por haberla amenazado.

El miércoles 19 de septiembre, la edil se presentó en la comisaría de Seguí  -a 53 kilómetros de Paraná- y expuso que, siendo las 10,51, “estando en la vereda del estacionamiento municipal, lindante al cajero (del banco), acompañado de una persona, el señor intendente de esta Municipalidad de Seguí, Treppo Álvaro Cristian, amagó a subir a la vereda con su vehículo Volskwagen”.

En la vereda estaba parada la concejal Espinosa que, entonces, entendió la maniobra de Treppo como una actitud intimidante.

 

Pero el intendente dice que la situación no ocurrió como la concejal la relata. “Estuve pensando en qué momento la había cruzado. Recuerdo haberla visto en la vereda, charlando con una persona. Nunca crucé ni cerca, no le hice nada. Por eso fui con esta denuncia contra la concejal. Yo soy un intendente que voy por el tercer mando, elegido por la gente de Seguí. Dentro de las obras que hemos hecho, está el sistema urbano de vigilancia, que administra la Policía, y cuyas imágenes se pueden ver sólo a requerimiento de la Justicia”, aseguró el jefe comunal.

Aclaró que él no ha tenido acceso a las imágenes grabadas de lo que ocurrió ese 19 de septiembre por la mañana frente al edificio municipal. “A pesar de no haber visto esas imágenes, pero sabiendo cómo actúa esta gente, que busca la repercusión mediática, solicité a la Justicia que pida las imágenes y se dilucide si yo cometí esta falta, o establecer si esta señora está mintiendo. Sin ver las imágenes, pido que tomen las imágenes de la cámara que está frente al banco. Y de esta forma, que se termine con este método de los cuentos chinos. Lo único que hemos hecho es trabajar intensamente en la gestión”, aseveró.

 

La causa del asfalto


La concejal Espinosa junto al edil Javier Leguizamón son los autores de una denuncia contra Treppo, que se inició en el verano de 2016, por el supuesto pago de sobreprecios en una obra de ejecución de un plan de pavimentación de 16 cuadras.

 

La obra, ejecutada durante la primera gestión de Treppo, entre 2011 y 2015, estuvo a cargo de la empresa Organización Integral Constructora SA (Oicsa).

Una pericia hecha a pedido de los concejales de Seguí por el perito Martín Leonardo Cergneux, el mismo profesional que diseñó un informe que sirvió de fundamento para la acusación y posterior procesamiento que solicitaron los fiscales federales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques para Cristina Fernández de Kirchner, José López, Julio De Vido y Lázaro Báez, por sobreprecios en la obra pública, estimó que hubo un sobreprecio de entre $9,5 millones y $13, 1 millones en la contratación de Oicsa.

El plan de pavimentación en Seguí se llevó adelante en el marco del Programa “Más cerca, más municipio, mejor país, más patria”.

En la Justicia hay una pericia hecha por un perito oficial, Beltrán Uranga, que daría cuenta de un sobreprecio de $5 millones.

Treppo también desestima esa denuncia. Y adelantó, en diálogo con el programa Puro Cuento de Radio Costa Paraná 88.1 que en los próximos días pedirá su sobreseimiento y el archivo de la investigación.

“Para que no le quedan dudas a la gente o a los fiscales, hicimos cuadro comparativo con lo que se hizo en Federación,  que gobierna Cambiemos. La de Seguí es una obra similar, con los mismos precios: el resultado es que nosotros somos un poco más baratos. No hay sobreprecio. Si realmente están haciendo las cosas en serio, la semana próxima pido el sobreseimiento y el archivo de la causa”, aseveró.

En tono desafiante, Treppo dijo: “Yo tengo el informe de un perito, que sabe mucho más que el perito oficial, que dice que está bien. Esa pericia (de la Justicia) es un descalabra. Yo soy contador, con 31 años en el Estado, algo conozco del tema administrativo. Es un zafarrancho lo que hace este fiscal: no tiene ni pies ni cabeza”. Alude, claro, al fiscal que investiga el supuesto pago de sobreprecios, Franco Bongiovanni.

“Tienen que dejar de perseguir a la gente, porque está todo dilucidado y claro”, planteó.  Y habló de una “animosidad manifiesta” de parte del Ministerio Público Fiscal por cuanto el Procurador General Jorge García anunció que le iniciaría una causa por falso testimonio por su actuación como auditor del Tribunal de Cuentas en el Senado, a finales de la década de 1990, rol desde el cual Treppo no advirtió una serie de irregularidades en el manejo de fondos que concluyeron con la condena al exvicegobernador Héctor Alanis (PJ) y al exsenador radical Humberto Re. 

 

 

 

De  la Redacción de Entre Ríos Ahora.

 

 

 

 

El intendente de Seguí, Cristian Treppo (PJ), fue denunciado por la concejal Ángela Mariela Espinosa (Cambiemos) por haberla amenazado.

El miércoles 19 de septiembre, la edil se presentó en la comisaría de Seguí  -a 53 kilómetros de Paraná- y expuso que, siendo las 10,51, “estando en la vereda del estacionamiento municipal, lindante al cajero (del banco), acompañado de una persona, el señor intendente de esta Municipalidad de Seguí, Treppo Álvaro Cristian, amagó a subir a la vereda con su vehículo Volskwagen”.

En la vereda estaba parada la concejal Espinosa que, entonces, entendió la maniobra de Treppo como una actitud intimidante.

El concejal Javier Leguizamón (Cambiemos) la convenció de exponer el caso en una dependencia policial y radicar la denuncia. “Mi colega me llamó enseguida y me comentó el episodio. Treppo amagó subirse a la vereda con su auto, justo en el lugar donde ella estaba parada. Y, desde adentro del auto, se le reía. La concejal me mandó una foto de la trompa del auto del intendente: ´Mirá quién amagó tirarme el auto encima´, me comentó. Lo entendimos como un acto intimidante, amenazante, y por eso decidió denunciarlo”, contó.

Espinosa y Leguizamón son los dos concejales que firmaron la denuncia en enero de 2017 contra Treppo por supuesto pago de sobreprecios en una obra de pavimentación de 16 cuadras con financiamiento del Ministerio de Planificación Federal, que entonces conducía Julio de Vido.