La Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader) decidió suspender el concurso que había convocado el 3 de septiembre para cubrir cinco cargos de preceptor, doce horas cátedra en Lenguajes Artísticos y cinco horas cátedra en Lengua y Literatura, en el ámbito de la Escuela Normal José María Torres, de Paraná.

La decisión, adoptada por la decana María Gracia Benedetti, surgió por recomendación del área jurídica del Rectorado de la Uader, y en base a un recurso administrativo y un planteo judicial que efectuó un grupo de docentes contra esa convocatoria a concurso. Benedetti consideró “oportuno y conveniente suspender las inscripciones”.

A través de la resolución N° 994,fechada el miércoles 10, Humanidades dispuso “suspender, hasta tanto se resuelva el recurso de apelación jerárquica tramitado bajo expediente 501-0004729/2018, las inscripciones a cinco cargos de preceptor, docentes cátedra de nivel medio para cubrir la asignatura Lenguajes Artísticos en tres comisiones (cuarto año primera división, cuarto año tercer división y cuarto año cuarta división) y cinco horas cátedra de nivel medio en la asignatura Lengua y Literatura de segundo año primera división, en el ámbito de la Escuela Normal Superior José María Torres, cuya apertura concursal fuera dispuesta por resolución N° 1970/2018 CD”.

La decisión que había tomado Humanidades de llamar a concurso para cubrir 49 cargos docentes había generado polémica. La peculiaridad es que se trataba de horas y cargos que serán reconcursados, ya que muchos venían siendo ocupados por docentes que los obtuvieron por concurso, según había advertido un artículo publicado por Análisis Digital.

Los afectados entendieron la medida como una decisión de dejarlos sin trabajo, posibilidad que había sido desmentida por las autoridades de Humanidades.  Dijeron desde la Universidad que “el acceso a los cargos docentes se realiza en el marco de la Resolución de Consejo Directivo N°1277/17. Esta norma fue debatida y consensuada por todos los actores institucionales – docentes, directivos, referentes de Agmer, entre otros-. La misma establece que el acceso a los cargos docentes se realiza: por concursos de antecedentes y oposición para el caso de los interinatos; y por concurso de antecedentes para las suplencias”.

Por medio del abogado Ramiro Pereira, cuatro de los docentes alcanzados por esa medida de la Facultad de Humanidades siguieron dos caminos: por un lado presentaron un recurso de apelación jerárquica ante el rector de la Uader, Aníbal Sattler, y pidieron que “se deje sin efecto la convocatoria a concurso”.

Señalan que se trata de “cargos y horas cátedras que los suscriptos venimos desempeñando desde hace años y a las cuales ingresamos oportunamente tras haber concursado, por Antecedentes y Oposición. Es decir, se concursan cargos y horas que ya fueron oportunamente concursados”.

El escrito agrega que “tras haber accedido de resultas de concurso de antecedentes y oposición y desempeñarnos por años, con situación de revista análoga a la de los interinos, se nos desplaza no en razón de procurar la titularización por concurso de los cargos y horas sino para mantener una situación de vacancia”.

“Esto evidencia y agrava la ilegitimidad de la convocatoria –subrayan-, pues no sólo se suprimen derechos adquiridos –en un contexto de permanente cambio normativo en nuestra Casa de Estudios- sino que se lo hace manteniendo una situación sustancialmente igual  a la actual, pues en definitiva, si el argumento implícito para convocar concursos es la vacancia de los  cargos y horas, estos continuarán vacantes, en la medida que no se llama a concurso para  su titularización”.

Pero además de acudir al rector Sattler, los docentes llegaron a la Justicia.

El martes 25 de septiembre se interpuso medida cautelar en la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Paraná, y se pidió que se ordene mantener a los docentes en sus cargos y horas cátedras que desempeñan desde hace años -entre 5 y 15-, preservando su situación de revista, hasta tanto se resuelva el recurso administrativo presentado”.

El abogado Pereira aguarda la resolución de la presentación ante el rector, y en caso de ser negativa la respuesta, irá con un recurso de apelación jeraráquica ante el gobernador Gustavo Bordet. Sólo si fracasara esa vía, iniciará el camino de la demanda judicial.

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.