Los vecinos del barrio del Sindicato de Empleados de Comercio ubicado en Avenida Zanni, en la zona sur de la ciudad, convivieron este fin de semana largo con líquidos cloacales en las calles, un panorama nauseabundo que no saben cómo arreglar.
Han llevado el reclamo a las autoridades de la Municipalidad de Paraná pero, dicen, de momento, nadie les ha respondido. Una de las respuestas que han conseguido los vecinos es desalentadora: les dijeron que el barrio “no tiene los papeles en orden”, con lo cual les hacen saber que no hay final de obra aprobado.
“La situación más crítica la tienen los vecinos que tienen sus viviendas sobre Zanni; a ellos le han reventado sus cloacas y la mierda les inundó las casas”, dice, sin pelos en la lengua, uno de los afectados.
Se trata del barrio de 199 viviendas del Sindicato de Empleados de Comercio.

El jueves 28 de octubre de 2010, el secretario general del Sindicato de Comercio, el hoy diputado provincial Daniel Ruberto, se sentó a la mesa del gobernador Sergio Urribarri y firmó el convenio de ejecución de esas 199 viviendas, una inversión de 24 millones de pesos, con un plazo de ejecución de 16 meses. La obra comenzó al año siguiente, en 2011.
El barrio se levanta en Avenida Zanni y Juan B Justo, y se construyó a través de una operatoria impulsada por el Sindicato de Empleados de Comercio.
Allí, ahora, el panorama es desolador: líquidos cloacales que inundan todo, y llegan hasta las puertas del super del barrio.

 

 
De la Redacción de Entre Ríos Ahora.