Un día antes del nuevo paro de 24 horas, previsto para este miércoles, el presidente del Consejo General de Eduación (CGE), José Luis Panozzo, recibirá a la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) para analizar las últimas resoluciones dispuestas por el organismo  y que en la visión del sindicato constituyen medidas de “ajuste”.
Este miércoles, habrá paro docente en la provincia, impulsado por Agmer y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) y en reclamo de una recomposición salarial para el segundo semestre. El Gobierno cerró en marzo la pauta salarial docente para el setor docente con una suba promedio del 37%, pero los maestros quieren recuperar la depreciación por la inflación y sentarse nuevamente a negociar.
El viernes, en Victoria, el gobernador Gustavo Bordet anticipó que no habría otra oferta salarial, y que los paros no son el camino por cuanto afectan la calidad educativa.
“Creo que hay otras maneras de sentarnos a dialogar. Nuestra gestión siempre ha tendido lazos y puentes para poder tener este marco apropiado. Entiendo que los paros no son la solución para el planteo salarial. Máxime cuando la provincia ha hecho un esfuerzo muy grande para incrementar este año los salarios”, dijo el gobernador durante su visita a la Escuela Laverden, de Rincón del Doll, en el departamento Victoria.
En ese escenario, Panozzo recibe a Agmer.
La novedad de ese encuentro, muy reclamada por el gremio, fue comunicada por Panozzo a la vocal gremial en el CGE, Perla Florentín. El funcionario aceptó la propuesta de constituir una comisión para debatir los criterios para la asignación de categorías de escuelas, pero también la reglamentación del funcionamiento de Escuelas Nina y de Jornada Completa.
La recategorización de las escuelas primarias de la provincia se dispuso el 10 de agosto a través de la resolución N° 2.618, basado en un criterio numérico. Y supuso la “baja” de categoría de 138 escuelas primarias, medida que viene acompañada de la pérdida de cargos docentes y directivos.
Educación aplica un reglamento de 1991 para bajar o subir de categoría a las escuelas. Se trata de la resolución N° 1.191, dictada el 13 de junio de 1991, que puso en vigencia el “Reglamento para la clasificación de las escuelas primarias, diurnas y comunes”.
“Al inicio de este conflicto, la vocal sindical había expresado su rechazo al avance de la recategorización en curso por lo obsoleto de la normativa que se pretendía aplicar. A su vez, desde la comisión directiva central de Agmer se había solicitado formalmente la constitución de una comisión para discutir dichos criterios en el marco de una comisión paritaria”, recordó el gremio docente.
De igual modo, Panozzo convocó a Agmer a discutir la reglamentación del funcionamiento de las Escuelas Nina y de Jornada Completa. Las Nina, creadas en 2012, tienen pendiente la convocatoria a concurso para designar directores, una medida que Educación anunció y después dio de baja.
Agmer reclama además la derogación de la resolución 2.566/16 que obliga a los directivos a la carga diaria en sistema SAGE de licencias e inasistencias docentes, y que se ponga en discusión la normativa de refuncionalización de los cargos de maestros alfabetizadores.
Aunque la convocatoria ya es un punto de apertura de una relación que venía tensándose en las últimas semanas.

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.