La marcha docente de la seccional Paraná de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) había hecho su rutina habitual, y los maestros estaban un poco antes de mediodía en la explanada de Casa de Gobierno. Fue este jueves, en el inicio del paro de 48 horas.

Era un puñado de maestros que se habían reunido en Plaza Mansilla para escuchar el discurso de la secretaria general de Agmer Paraná, Susana Cogno. La dirigente hablaba de la crítica situación del salario docente, de la falta de acuerdo con el Gobierno, de las distintas propuestas presentadas que no han satisfecha las aspiraciones del sector, del ajuste.

Estaba en eso cuando alguien advierte que entre el público asistente había alguien que no era docente, ni periodista cubriendo la movilización, ni un curioso que pasaba y se paró a ver de qué se trataba aquello. Alberto Díaz, dirigente de la conducción provincial de Agmer, advirtió la presencia de un personaje que, por lo menos, le resultó extraño. Miraba cómo transcurría el acto y filmaba.

Pronto todos se dieron que no era docente, y corrieron a identificarlo: fue parte de la custodia del exgobernador Sergio Urribarri, y según se ocuparon de aclarar los funcionarios de seguridad de Casa de Gobierno, no cumple ninguna función oficial. “Estaba vigilando, espiando lo que nosotros hacíamos”, dice Díaz. “Lo pusimos de manifiesto, y  cuando se vio descubierto, y dejó de filmar. Se retiró antes de que terminara la marcha”, agregó.

¿Quién es?

Se llama Fabián Faust.

Faust es hermanastro del exintendente de Villaguay y exministro de Turismo, Adrián Fuertes.

En las elecciones de 2015, enfrentó a la lista de Fuertes en Villaguay y se presentó por el urribarrismo como candidato a intendente.

Pero es un hombre de la Policía, a las órdenes del exgobernador Urribarri, a quien seguiría sirviendo, ahora en la Cámara de Diputados.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.