Por Fabián Schunk (*)

La Justicia acaba de informar que se constituyó el tribunal para juzgar a Justo José Ilarraz por los abusos en el Seminario de Paraná.
La causa Ilarraz nos significó mucho sacrificio. Para las víctimas, fue un desgaste significativo en varios aspectos.
Todo empezó en septiembre de 2012 para la Justicia. Aunque mucho tiempo antes para las víctimas.
En lo social, tuvimos que hacerle frente a una cuestión nueva. A la vergüenza íntima, se sumo el “qué dirán” de los demás.
Algunos, ni siquiera se animaban a comprar el pan en la esquina de siempre.
Pero la causa Ilarraz significó para las víctimas otras cosas.
Significó también un desgaste de tiempo y recursos.
Habíamos salido del Seminario, no éramos los que fuimos.
Ya estábamos con nuestras preocupaciones, como cualquier vecino, y de repente todo empezó a cambiar.
Cuando empezó la causa, hubo muchos cambios: ahora, íbamos a las reuniones, tuvimos que ir de aquí para allá, esperar, volver a ir, etcétera.
Pero significó y significa un desgaste más en lo profundo, ahí donde nadie entra, en el deseo de justicia.
Creo que ahí es donde más nos vimos defraudados y a la vez esperanzados
Es ahí donde esta el pequeño niño o adolescente, que los otros no ven.
Hoy todo el mundo ve al adulto de 40 año, pero, adentro, en el interior de cada una de las víctimas de Ilarraz, sigue vivo el niño de 12 años que fue abusado.
Ahora, despues de 4 años de este recorrido, lleno de lo antes dicho, es que aparece con esperanza la concreción de lo único que venimos reclamando: que se conforme el tribunal, es para nosotros un signo muy positivo.
Es el principio del final tantas veces negado.
Es el momento te poner sobre la mesa la verdad de lo que pasó. Pero no esuna verdad para que los demás lo sepan, no para que lo señalen, no para que paguen por lo que hicieron, sino más bien, para que se termine lo injusto, para que sirva de ejemplo, para que otros tengan esperanza, para que sanemos en algo las heridas.

(*) Uno de los siete denunciantes en la Justicia del cura Justo José Ilarraz. Exsacerdote. Docente.
Especial para Entre Ríos Ahora.