El Pasaje Baucis, una calle de una cuadra que se extiende entre Colón y La Paz, hace rato que perdió su buena forma, su estilo de otra época, su cuidada arquitectura.

No hay mantenimiento, ni cuidado, ni preocupación: la maleza, el signo más elocuente de la despreocupación, ha comenzado a crecer entre el adoquinado característica de esta calle que tiene extensión de apenas una cuadra.

Los yuyos adquieren ya tal altura que es imposible no darse cuenta del olvido en el que ha caído esta arteria otrora típica de una Paraná que ya no es: un perfil de principios del siglo pasado.

La recuperación de Pasaje Baucis se dio en 2001. Entonces, la calle fue remozada , y se cambiaron las veredas, se acondicionó el adoquinado, se colocaron columnas con farolas y cartelería y se pintaron murales en las paredes de ambas casas de la esquina de calle Colón.

Los primeros años, después de esa restauración, se mantuvo el cuidado del lugar, pero luego el mantenimiento se fue volviendo laxo, rememoran los vecinos. Durante buena cantidad de años, el sitio fue elegido por quinceañeras y parejas de recién casados para dejar plasmado ese momento en filmaciones y fotografías. “

En 2008, el gobierno municipal anunció la intención del Gobierno de incluir en un programa nacional de inversiones turísticas al Pasaje Baucis, junto al Teatro 3 de Febrero y el ex Mercado Central La Paz, luego convertido en un shopping. Pero la idea no prosperó: entonces la Nación sólo aprobó cuatro de las tantas obras proyectadas, la construcción del mandapeatón frente a la Catedral, la restauración de las plazas 1º de Mayo y Alvear y la ampliación de la Peatonal hasta Colón.

Pasaje Baucis, a pesar de su evidente estado de abandono, es  un área protegida. En la misma categoría que las bajadas de Güemes y de Los Vascos y la zona del Puerto.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.