Otra vez un sector de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) salió a criticar con dureza el sistema de liquidación de sueldos docentes en la provincia, que fue diseñado por la consultora Lemondata, contratada durante la administración del exgobernador Sergio Urribarri.

“Los nuevos e imperdonables errores en la liquidación de los salarios docentes por parte del Gobierno provincial como el incremento en los combustibles autorizado por el gobierno nacional son motivos suficientes para que Agmer convoque de inmediato a un congreso en el que los docentes resolvamos un nuevo plan de acción”, dicen desde la Agrupación Rojo y Negro del gremio docente.

La Rojo y Negro sostiene que “a pesar de las desastrosas liquidaciones y del malestar que generan mes a mes desde noviembre pasado, el Gobierno insiste en dejar en manos de Lemondata esta responsabilidad. Esta empresa pareciera ser una ´caja negra´ de nuestros sueldos, de la que -aparentemente- no se puede hablar, pero que sigue produciendo la desesperación de miles de trabajadores”.

Hace un mes, el dirigente Martín Larrosa Rousset, adjunto de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) Autónoma y delegado de Agmer Villaguay, planteó que los “errores” de liquidación de salarios son producto de la contratación de esa empresa, Lemondata. La contratación de esa firma mereció un pedido de informes en la Cámara de Senadores por parte de la bancada de Cambiemos, y con la firma de Raymundo Kisser. En la Cámara de Diputados también iniciaron averiguaciones sobre esa contratación, impulsada por Jorge Monge (Cambiemos).

 

El mismo planteo habían hecho en la Cámara alta los senadores Raymundo Kisser, Roque Ferrari y Rogelio Schild, que también presentaron un pedido de informes por cuanto habían tomado conocimiento que “el Consejo General de Educación habría privatizado, es decir encomendado a la empresa Lemondata, para que liquide los sueldos de los dependientes y docentes del Consejo General de Educación. En función de ello, se solicita se sirvan informar cuáles son las razones y fundamentos para esta contratación, máxime teniendo en cuenta que el Estado Provincial cuenta con un sistema informático para liquidar sueldos”.

 

En el Senado, los legisladores hicieron notar que “hay quejas de los docentes en cuanto a que, con el sistema de liquidación de sueldos a través de Lemondata SA, se estaría perdiendo la privacidad en los recibos. Se solicita se informe la veracidad de lo señalado, y qué resguardos se han tomado para que no se pierda la privacidad de los titulares de los recibos”.

 

Lemondata comparte con otra firma más conocida, Relevamientos Catastrales SA, el mismo empresario: Diego Armando Cardona Herreros. Ambas, además, han sido contratadas durante el gobierno de Urribarri.

 

En 2015 Urribarri le adjudicó a Relevamientos Catastrales SA un contrato anual por $7.833.600 por la prestación de un servicio de soporte técnico operativo y de mantenimiento de software en Dirección General de Ajustes y Liquidaciones del Ministerio de Economía. El huevo de la serpiente.

 

En diciembre de 2015, una investigación de la revista “Análisis” dio cuenta que Relevamientos Catastrales, con sede en Capital Federal, estaba presidida por el empresario Diego Armando Cardona Herreros, amigo personal de Urribarri. La firma puso su oficina en Paraná en el edificio de Córdoba 585. O sea, el mismo edificio donde también tiene su domicilio Urribarri y hasta hace poco tiempo residiera también su hijo, el ministro de Gobierno, Mauro Urribarri.

 

Cardona Herreros es un empresario paraguayo de bajo perfil. Es amigo personal de Urribarri (hay quienes lo vinculan a ambos con la pasión por el fútbol y algunos negocios relacionados a ello) y a su alrededor giran por lo menos diez empresas que, en su mayoría, tienen el mismo domicilio: avenida Córdoba 1184, piso 4, en Capital Federal y, por lo general, se dedican a tareas de consultoría. Entre ellas aparecen TPI Invest SA; Organización Mesopotámica de Asesoramiento y Servicios; Economía y Regiones SA; Sistemas, Administraciones y Consultorías; Macadel SA; Novopharma SRL; Relevamientos fiscales SA; Mandatos y gestiones SA; Lemondata SA y Relevamientos Catastrales SA.

 

Con el aval de Urribarri, Cardona logró contratos importantes en el Estado entrerriano: primero, con el Ministerio de Trabajo, en tiempos de Smaldone, por $19 millones, para la instrumentación de un software. A través del decreto N° 20, de enero de 2014, se contrató la provisión de un servicio de “relevamiento, análisis, diagnóstico, diseño, desarrollo e implementación de un software de gestión y administración integral” para la cartera a su cargo. El acuerdo finalizará en el 2016 y tiene un costo mensual de 550.000 pesos.

 

Después formalizó un convenio con el Ministerio de Economía liderado por Diego Valiero. Fue por $7.833.600, según el decreto 788/15, por la prestación de un servicio de “soporte técnico operativo y de mantenimiento de software” en Dirección General de Ajustes y Liquidaciones del Ministerio de Economía.

 

Ese contrato es el que le permitió a Lemondata SA manejar el sistema de liquidación de sueldos que repudian los docentes y sobre el cual el Senado se empezó a interesar.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.