El artista paranaense, especialista en efectos visuales, escribió en primera persona las sensaciones de una experiencia inigualable. Así vivió Rodrigo Tomasso la avant premier de Hands the Stone, en Nueva York. Así lo cuenta:

Por Rodrigo Tomasso

tomasso4

No te voy a decir que no estaba nervioso, pero una vez ahí, la adrenalina te activa pese a ser una persona más acostumbrada a estar solo detrás de una computadora que en un ambiente con brillos y personalidades. Si a eso le sumas el factor cholulo, te podrás dar una idea lo difícil que puede ser no quedar como un turista queriéndose sacar fotos con los actores o personalidades invitadas como Sugar Ray Leonard, el mismísimo Durán y hasta Beyonce! Esto lo digo porque uno nunca sabe si se va a presentar otra oportunidad como estas. Ojalá que sí. Pero bueno, la parte profesional debería ser la que prima, aún en esos eventos donde deberías relajarte.

Nos reencontramos con gente querida con la que hemos trabajado (productores y directores), conocimos gente nueva (productores interesados) que, quién te dice, nos abre alguna puerta. De Niro estuvo poco tiempo en el coktail. No daba para conseguir un mejor recuerdo fotográfico del que ya tengo y Usher se veía rodeado de guardaespaldas. Estuvimos sí con Edgar Ramírez y Ana de Armas (Duran y Felicidad), obviamente que le preguntamos qué les pareció nuestro trabajo y estaban deslumbrados al igual que todos por suerte, inclusive Harvey Weinstein (el dueño de la película).

El film es súper dinámico como pocos films latinos y se destaca por ser una película mainstream, con protagonistas liderados por latinos (ya las pasadas entregas de los Oscar estuvieron consecutivamente liderada por latinos). Hubo una fuerte bajada política en contra de Trump, donde se invitaba a pensar en qué películas los latinos no son narcos, violadores o criminales. Me hizo recordar el por qué Ricardo Darin le dijo que no al hermano de Ridley Scott cuando lo quisieron contratar par “Hombre en Llamas”.

Este es el lanzamiento más grande en la historia para una película latina.

Las escenas de peleas te impactan. Creo que no hay película de boxeo que tenga esa locura de movimientos de cámara y menos con efectos visuales detrás (en ese sentido me atrevo a decir que podríamos marcar un precedente). Nuestro trabajo le da otra dimensión y hace que se vea como una película más cara de lo que fue realmente.

Por suerte en el corte final, si bien sacaron muchas buenas tomas que hicimos, algunas de las mejores tomas son las que me asigné dentro de mi equipo de trabajo y pude terminarlas componiendo todos los elementos generados por computadora sobre el material filmado.

Se me erizó la piel cuando las vi en pantalla grande (valió la pena trabajar 12 horas diarias y tengo que hacerle un monumento a Lore, a mi mujer, por el aguante). Mi amigo y socio, Marcelo García, se daba vuelta para mirarme la cara cada vez que esto sucedía. Es increíble ver cómo muchas de estas mismas tomas trucadas las utilizaron para todas las promociones.

Por otro lado, la sutileza de la fotografía en escenas más íntimas y fuera de la acción principal (que también está muy bien) no tiene nada que envidiarle a otros tanques de Hollywood.

La historia que se cuenta tiene muchos condimentos fuertes en periodo histórico en que Estados Unidos tenía control del Canal de Panamá; el trasfondo de la pobreza que vivió Duran de niño; su padre y la odiosa relación de Duran con los gringos; los sueños convertidos en realidad y cómo llegó así a ser una inspiración para muchos, un héroe nacional contradictoriamente de la mano de un “yankee” Ray Arcel (su entrenador).

tomasso3

En cuanto a actuación, la de De Niro es insuperable, la de Edgar potente (realmente se metió en la piel de Duran y De Niro, en la de Arcel) y me sorprendió también la actuación de Ana (De Armas) tras haber visto películas anteriores que protagonizó junto a Keanu Reeves. Ana particularmente va a ser la protagonista de la próxima remake de Blade Runner.

Estoy súper agradecido de haber sido parte de esto y de todo el equipo que conformamos durante el rodaje y durante la postproducción en nuestro estudio (oner-vfx.com) repleto de gente talentosa, la mejor de Argentina”.