La diputada provincial justicialista Carmen Toller fue una de las asistentes a la multitudinaria misa que organizó la Iglesia Católico en el Santuario de Luján para mostrar su poder de convocatoria en contra de la legalización del aborto.

En la denominada “Misa por la vida”, el presidente del Episcopado, Oscar Ojea dijo:  “Estamos perplejos y doloridos ante la posibilidad de que se sancione la ley de despenalización del aborto. Sería la primera vez que se dictaría en la Argentina y en tiempos de democracia, una ley que legitime la eliminación de un ser humano por otro ser humano”.

“Este drama -aseguro Ojea- nos llena de angustia porque se puede plantear la opción entre dos vidas. Pero el drama tiene un final abierto y podes decidir en favor de las dos. Tampoco es cierto que vo”s podes hacer lo que quieras y que a nosotros no nos debe importar. Este razonamiento es fruto de una cultura que nos obliga a desentendernos de los demás como si la Patria fuera un amontonamiento de individuos en el que a nadie le importa que el otro se lastime. Cuanto más queremos a las personas, más nos importa lo que les pasa”.

La misa en Luján.

 

Las “misas por la vida” se replicaron a lo largo de todo el país, y Entre Ríos no fue la excepción: aquí, este domingo, a las 19, el arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari, presidió el oficio religioso en rechazo al aborto.

La diputada Toller fue parte de la “misa por la vida” en Luján junto a su esposo, el exsenador provincial Eduardo Melchiori, que en 2012 presentó un proyecto de ley para prohibir la práctica del aborto. Fue después de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación aclarara, en un fallo, en qué casos debe prosperar, sin trabas, el aborto no punible.  “El objetivo final es defender la vida desde su concepción y respetar los derechos de la madre y del niño”, dijo entonces Melchiori,

Entonces, Melchiori sostuvo que el fallo de la Corte Suprema de Justicia “no tiene ninguna aplicación” y lo tildó como una mera “opinión”.

Diputada Carmen Toller.

 

“Para velar por el resguardo de toda vida, y fundados en la incertidumbre que existe en la provincia al respecto, se impone el dictado de una ley que aclare, en el marco del ejercicio del ‘poder de policía de salubridad’, el papel de los profesionales de la salud ante la solicitud de una persona de que se le practique un aborto”, dijo.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos.