El Colectivo Cimarrón de Trabajadores de la Educación, un agrupamiento que integra, entre otros, el exsecretario general de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), César Baudino, salió a cuestionar que este domingo se haya “programado” una misa dentro de las actividades que se desarrollaron a lo largo de la jornada en la carpa blanca docente Carlos Fuentealba, que desde el lunes 3 de abril está instalada en Plaza Mansilla, frente a Casa de Gobierno.

“Desde el Colectivo Cimarrón respetamos la libertad de culto, pero expresamos nuestro repudio a estas acciones que atentan contra el principio de laicidad de la educación pública”, indicaron desde la agrupación.

La denominada “carpa blanca entrerriana” que sostiene el Frente Sindical Docente, que integran Agmer, la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet), el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop) y la Unión Docentes Argentinos (Sadop), programa cada día una serie de actividades durante toda la jornada de la que participan distintos sectores.

Habitualmente, esa programación se publica en las redes sociales, pero la del domingo, curiosamente, no se hizo pública.

En el marco de la Semana Santa, en la “carpa blanca entrerriana” se convocó a la denominada “misa de pascual por educación y trabajo”.

“Repudiamos la misa en la carpa blanca. Seguimos luchando por una educación pública, laica y gratuita”, dijeron desde el Colectivo Cimarrón de Trabajadores de la Educación.

La carpa blanca se instaló como forma de presionar al gobierno de Gustavo Bordet para la apertura del diálogo –que finalmente se dio–, conseguir discutir la devolución de los montos descontados por paro y reclamar una oferta salarial que rompa el techo del 18% ya otorgado.
Por esa iniciativa han pasado muchas expresiones políticas y sociales en los días que lleva instalada en la Plaza Mansilla.

De acuerdo a lo que indicaron desde la conducción provincial de Agmer, el jueves, al inicio del fin de semana largo de Semana Santa, se acercó el cura José Barreto, párroco de San Agustín, y también docente, y ofreció oficiar una misa el domingo de Pascua.
Esa actividad se programó para el domingo, a las 9.

Pero no fue una misa, sino una celebración de la palabra: no se comulgó, sino que se hicieron lecturas de la Biblia.

José Barreto.

José Barreto.

“Fue una celebración de la palabra. El padre trajo unas palabras de apoyo para los compañeros que son creyentes. Fueron palabras de aliento en la lucha y de defensa de la escuela pública. Yo estuve presente y soy ateo militante, pero a las compañeras del interior que bancan la carpa y son creyentes les hizo muy bien. Es además docente de dos escuelas públicas de Paraná”, contó Alejandro Bernasconi, secretario adjunto de Agmer.

La participación de Barreto en la carpa docente supuso un apoyo explícito de un miembro de la Iglesia Católica. Y según dicen desde Agmer, esa presencia fue sin el apoyo “oficial” de la curia, que no habría visto con buenos ojos la inclusión de un miembro del clero en una manifestación gremial docente.
De la Redacción de Entre Ríos Ahora.