Desde los primeros días del mes de julio, y como resultado de un trabajo logístico que involucró a los diferentes servicios del nosocomio, el Hospital San Martín, de Paraná, comenzó a desarrollar cirugías durante el turno tarde. Con esta medida se pudieron regularizar las intervenciones traumatológicas pendientes y, como resultado de la exitosa experiencia, se trabaja en un plan a seis meses para resolver las intervenciones en espera desde otros servicios.

El director del hospital, Fernando Giménez, manifestó: “Hicimos un trabajo con todo el recurso humano de quirófanos, tanto los profesionales que están a cargo como los anestesistas, personal de enfermería y demás para extender el horario de funcionamiento, entonces pudimos continuar con la planificación habitual del horario matutino hasta las 14, y después esa hora se inició un segundo turno de cirugías que se extiende hasta las 19”.

Esto permitió liberar muchas cirugías, principalmente las traumatológicas, un avance muy importante para el nosocomio ya que se trata de uno de los servicios con mayor demanda. “Se pudieron liberar todas las cirugías por fracturas que venían atrasadas, incluso de pacientes que estaban ambulatorios en sus casas”, indicó el director. Cabe señalar que el servicio de ortopedia y traumatología concretó 43 cirugías programadas en el turno vespertino durante el primer mes del uso de quirófanos en horario extendido.

La planificación de un nuevo turno requirió asegurar la provisión de los insumos necesarios y también trabajar mucho en esterilización, principalmente en lo referente a la ropa. “Si bien el quirófano es una unidad funcional del hospital, requiere de muchos otros servicios que se tuvieron que poner a punto para poder soportar la mayor demanda”, explicó Giménez, agregando: “Es mucha más ropa, esterilización, lavado, son más las cosas por las que hay que ajustar también otros servicios para responder como corresponde”.

Además,  desde la dirección del hospital se buscó cambiar el girocama del nosocomio para evacuar todas las urgencias y cuestiones que estaban atrasadas, procurando mantener libres las camas suficientes para atender las eventualidades de las patologías respiratorias propias de esta época del año. En este sentido se indicó que en temporada invernal ingresa un promedio de seis a diez pacientes a diario, que requieren una internación, soporte con oxígeno y medicación endovenosa.

Finalmente, en esta planificación también debieron prever que se encuentra en obra la puesta en valor de los baños de la torre de internación, por lo cual el hospital cuenta con tres habitaciones menos cada día (que representan seis camas de internación menos), ya que ese espacio se inhabilita hasta que se terminen de acondicionar los sanitarios.

Mayor eficiencia


El hospital mantiene el horario extendido de acuerdo a la demanda de quirófanos, y también debido a que hay una buena respuesta y una gran predisposición de los profesionales a seguir utilizando el horario ampliado, ya que muchos se vieron beneficiados con esta modificación. Así lo hizo saber el director del nosocomio al indicar que “a veces pasaba que muchos querían operar a la misma hora y con esta liberación de horarios hay muchas cirugías que se programan para después de las 14, con lo que hay un movimiento del quirófano mucho más eficaz y eficiente del que teníamos antes”.

No obstante los avances logrados en traumatología, en otras patologías hay una lista de espera de difícil resolución en el corto plazo. “Por ejemplo con las litiasis vesiculares, actualmente son cerca de 400 los pacientes ambulatorios que tenemos en espera, que ojalá uno pudiera operarlos a todos”, informó Giménez, precisando que para tratar de evacuar las intervenciones demoradas “empezamos a diagramar planificaciones de cirugía a seis meses, sobre todo a la tarde”.

Giménez explicó que la optimización del uso de quirófanos se inició meses atrás, cuando se amplió el caudal de neurocirugías.

Hasta la primera mitad de este año se practicaba una sola neurocirugía por semana, mientras que con la reorganización del uso de quirófanos, se pudieron concretar 34 de estas intervenciones en mayo, otras 18 en junio y 19 durante el mes de julio (entre programadas y urgencias).