Las cartas están echadas. El juez Carlos Alfredo Rossi, titular del Juzgado de Ejecución de Penas Privativas de la Libertad y Medidas de Seguridad de Gualeguaychú, carga sobre sus espaldas con seis pedidos de jury por mal desempeño.

Le reprochan una resolución que firmó el 1° de julio de 2016 cuando otorgó libertad condicional a Sebastián Wagner, quien en 2012, y luego de un juicio abreviado, había sido sentenciado a la pena de 9 años de prisión por dos casos de violación comprobado  y un tercero del que quedó liberado por el beneficio de la duda. Ahora, Wagner está sospechado como el autor del femicidio de la estudiante uruguayense Micaela García, hecho ocurrido en Gualeguay.

Quien más claramente ha expuesto la postura de condena al procedimiento del juez Rossi ha sido el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano. “Rossi cometió un error gravísimo –dijo el ministro en una entrevista con La Nación+–, y se tiene que hacer responsable de ese error. La licencia es una forma de evadir ese error”.

Consecuencia de ese error, opinó Garavano, al juez le quedan dos caminos: dar un paso a un costado y renunciar, o ser removido por un jury.

Rossi no ha renunciado, sólo ha pedido una licencia, mientras evalúa contratar a un grupo de abogados que lo defienda –entre ellos, Miguel Cullen y Guillermo Vartorelli–, pero enfrenta una seria situación: casi toda la Legislatura entrerriana ha tomado postura de iniciarle el jury de enjuiciamiento.

Aunque hay algunos elementos que no han sido considerados.

“Si Rossi quiere complicar la situación, podría plantear que hasta que no haya fallo que lo condene a Wagner, no hay posibilidad de que prospere el juicio en su contra –advierte un reconocido abogado penalista–. Es decir, tiene que haber una condena firme a Wagner que lo condene por la muerte de Micaela. Eso,  como paso previo a la iniciación del jury. Pero además, hay problemas para la constitución del jury. La Constitución de Entre Ríos dice que debe tener una determinada integración; pero la ley vigente, plantea otra. Ahí también hay argumentos para complicar la situación”.

En efecto, el el funcionamiento y composición del Jurado de Enjuiciamiento está legislado a través de la Ley Nº 9.283, que data del año 2000, ocho años antes de la reforma de la Constitución Provincial que incluyó una reforma que nunca se reglamentó, aumentando el número de miembros, con la incorporación de representantes de la sociedad civil.

Esa reglamentación está pendiente de aprobación. El proyecto, bajo número de expediente 17.000, tuvo una media sanción de la Cámara de Diputados el 23 de septiembre del 2009, en tiempos en que el ex gobernador Jorge Busti presidía la Cámara Baja. Pero cuando el texto pasó al Senado –controlado por el entonces gobernador Sergio Urribari- directamente no fue tratado. En diciembre de 2015 el texto perdió estado parlamentario y pasó al archivo. Ello implicó que el Jurado no se ajuste a lo establecido por la Constitución provincial reformada en 2008.

En abril de 2016, el actual presidente del Jurado de Enjuiciamiento, el diputado Diego Lara (Frente para la Victoria), presentó un nuevo proyecto de reglamentación, que nunca consiguió la aprobación en la Legislatura. La idea, dijo, iba “en pos de lograr una mayor participación ciudadana en la integración del Jury, y garantizar cabalmente la defensa del enjuiciado y el debido proceso”.

Pero la cuestión no ha podido ser saldada.

Respecto del proceso que se le pretende seguir al juez Rossi, un integrante del Poder Judicial de Entre Ríos dijo: “Desde un punto de vista jurídico, el jury no debería prospera. ¿Por qué no debería prosperar? El juicio a Wagner ni siquiera empezó, estamos en la investigación penal preparatoria. Primero debería cerrarse el juicio, y tiene que haber sentencia firme condenatoria. Recién después de eso, estarían dadas las condiciones para determinar si el juez se alejó de la normativa. Un jury es para saber si se alejó el juez de la normativa. Hay que tener en cuenta que la ley permite al magistrado desoír al equipo técnico siempre y cuando la sentencia esté fundada. Pero si aún así el Jurado de Enjuiciamiento lo encuentra culpable, Rossi tiene la posibilidad de ir a la Corte, y ahí tiene muchas chances”.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.