Este miércoles es un día clave en la causa que tiene como imputados a seis dirigentes de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y al ex ministro de Salud, Ariel de la Rosa, por supuestas coacciones en perjuicio de la directora del Hospital Colonia de Salud Mental de Diamante, Noelia Trossero.

A las 11 de la mañana se llevará a cabo una audiencia en la que el juez de Garantías de Diamante, Julián Vergara, comunicará a la fiscalía y a los abogados de los acusados si eleva la causa a juicio oral y público.

Los sindicalistas imputados por el supuesto delito de coacción agravada son seis: Zunilda Suárez; Fabián Monzón, secretario adjunto de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y uno de los siete directores del Instituto Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper); los vocales suplentes en el gremio, José Zarza y Guillermo Barreira; Carina Domínguez, secretaria gremial; y Noemí Ester Santamaría, vocal titular del gremio.

Al ex ministro de Salud se le endilga haber presionado a la directora Trossero a través de una comunicación telefónica para que reincorpore a la enfermera y delegada de UPCN, Yanina Migueles, a quien se la había dejado cesante por supuesto mal desempeño. Está imputado por presunta coacción agravada y  coacción agravada en coautoría. La defensa de De la Rosa está a cargo de los abogados Leopoldo Lambruschini y Julio Federik.

El delito de coacción agravada estipula penas que van de los 5 a 10 años de prisión.

Los fiscales sostienen que tienen acreditado que durante los días lunes 5, martes 6 y miércoles 7 de junio, la directora Trossero sufrió amenazas por parte de los dirigentes y del entonces titular de la cartera sanitaria. Cabe mencionar que por el escándalo judicial, De la Rosa renunció a su cargo el 9 de junio, el día que los fiscales decidieron imputarlo.

El pedido de remisión de la causa a juicio fue formulado por los fiscales Laureano Dato y German Eduardo Palomeque el pasado 7 de julio, antes de la feria judicial. El magistrado llamó a un cuarto intermedio, que duró todo el receso, para resolver el planteo del Ministerio Público Fiscal y también los expuestos por los abogados defensores.

En diálogo con Entre Ríos Ahora, el abogado de los seis dirigentes de UPCN, Marcos Rodríguez Allende, dijo que espera la resolución del juez y que considera “un papelón” si la acusación de la fiscalía llega a juicio oral y público.

La versión de los hechos que esgrime el abogado defensor de los sindicalistas es totalmente diferente al de la fiscalía. Por ejemplo, señala que una dirigente no se encontraba en el lugar de los hechos cuando sucedieron los supuestos aprietes y amenazas. Y que otra dirigente no fue reconocida por testigos.

Rodríguez Allende mencionó que la secretaria gremial de UPCN, Carina Domínguez, no estuvo el lunes 5 de junio, día que fue consignado por la fiscalía como el primer desembarco de los dirigentes para presionar a la directora del nosocomio para que reincorpore a la enfermera y delegada gremial Yanina Migueles.

El letrado recordó que en la audiencia del 7 de julio pasado, antes de la feria judicial, “los fiscales estimaron que tenían pruebas suficientes para dirimir el conflicto penal del Hospital Colonia de Salud Mental de Diamante y enviar la causa a Paraná a los fines de determinar la responsabilidad de los delegados gremiales”.

Rodríguez Allende precisó que en aquella audiencia uno de sus planteos fue en relación a “la imputación que se hizo a Carina Domínguez y a otra delegada gremial –Santamaría-, en donde se le atribuyó haber ido el día lunes al hospital y haber pretendido coaccionar a la directora a través de una resolución ministerial. Esto no se pudo corroborar bajo ningún punto de vista porque la directora no supo reconocer a Domínguez, ni ningún empleado”.

El letrado agregó que “no surge ninguna evidencia de que Carina Domínguez haya podido estar el lunes 5 de junio en Diamante,” y que por el contrario “sí se pudo probar que estaba en Paraná en la explanada de Casa de Gobierno”.

“La fiscalía le reconoció al juez que no tenían elementos ni pruebas testimoniales que acrediten que Domínguez estuvo el lunes 5 de junio. El juez de Garantías se sorprendió por la acusación de la fiscalía y les preguntó a los fiscales qué evidencia  tenían. Ellos dijeron que tenían un llamado del día domingo en el que le piden a Carina Domínguez que asista el lunes a Diamante. Nada más. Le extrañó al juez que mantengan esa acusación”, comentó Rodríguez Allende, quien puso en duda las pruebas de los acusadores públicos.

“No tengo dudas que el juez va a dictar el sobreseimiento de las delegadas gremiales”, resaltó el abogado y sobrino del secretario general de UPCN y diputado provincial del FpV, José Allende.

En relación a la batahola que tuvo lugar el miércoles 7 de junio, y donde según la fiscalía se dieron más aprietes y amenazas contra la directora del nosocomio, el abogado de los dirigentes de UPCN aseguró que no está probado que se haya consumado el delito de coacción. Según  Rodríguez Allende, los sindicalistas no llegaron hasta el despacho de la directora Noelia Trossero, como sostiene la denunciante y los fiscales.

“Cuando llegan al lugar no son recibidos por la directora, no llegan a entrar a la dirección sino que fueron rodeados por policías y se produce una suerte de tensión y luego son trasladados a la Departamental de Policía”, dijo el abogado penalista.

En esa línea argumentativa, sostuvo que entiende que “no se pudo consumar la coacción porque fue cortada por los funcionarios policiales”. Por esa razón, pidió el sobreseimiento de todos sus defendidos.

Consultado sobre la versión de la fiscalía en relación a que la directora se tuvo que encerrar en su despacho el miércoles 7 de junio, ante las amenazas de los gremialistas, Rodríguez Allende afirmó que “son palabras de la directora que no quería respetar una resolución del ministro de Salud”.

Al finalizar, el abogado sentenció: “No tengo dudas que es un papelón si se llega a hacer un juicio de estas características en Paraná. No creo que la fiscalía se someta a un juicio así”.

 

 

Gonzalo Núñez

Especial para Entre Ríos Ahora.