El escándalo de la contratación de una ART para los 38 mil empleados públicos de la provincia de San Juan con el Instituto Autárquico Provincial del Seguro de Entre Ríos (Iapser) pone en medio de una denuncia judicial, otra más, al exgobernador Sergio Urribarri.

El tema alcanzó repercusión nacional: anoche, el canal Todo Noticias mostró un informe que contó con pelos y señales cómo fue la contratación de Gioja con Urribarri y por qué ahora la Justicia investiga posibles ilícitos.

Los abogados y dirigentes del GEN, Diego Seguí y Marcelo Arancibia, denunciaron que entre 2005 y 2017 el Estado sanjuanino, durante la gobernación de José Luis Gioja, pagó un sobrecosto de $3.588.000.000 en la contratación de la ART para los empleados públicos provinciales con el Iapser. A eso, se sumaría la comisión del 10% del monto total del “agente de seguro”, lo que agrega casi $359 millones. La causa quedó radicada en la Fiscalía Correccional N° 3 de San Juan, que ordenó una serie de medidas de prueba preliminares.

Según lo que publicó El País Diario, de san Juan, durante la gestión de Gioja no se llamó a licitación para contratar la ART que aseguraba a los empleados públicos. En vez de eso, el Gobierno de San Juan firmó un convenio con el Gobierno de Entre Ríos y contrató en forma directa, sin licitación, al Instituto Autárquico del Estado entrerriano.

El acuerdo que firmó Gioja como gobernador de San Juan con el Instituto Autárquico Provincial del Seguro de Entre Ríos consistía en que el Estado sanjuanino le pague un porcentaje de la masa salarial de sus empleados a cambio de atención médica para cada uno de ellos en caso de accidentes en horario de trabajo. El desembolso que Gioja hacía durante 2015 por el servicio de cobertura era de 42.000.000 pesos mensuales. Hoy, por el mismo servicio, se paga 15.000.000 de pesos mensuales.

A Gioja lo sucedió en la Gobernación su vice, Sergio Uñac, quien al parecer tiene un criterio distinta en materia de contrataciones. Uñac llamó a licitación y resultó ganadora la compañía Provincia Art, que por el mismo servicio que prestaba el Iapser cobrará por mes casi 15.000.000 de pesos. Antes, el ex Gobernador Gioja pagaba 42.000.000, es decir que podría haber existido un sobreprecio de 27.000.000 de pesos.

Los abogados denunciantes hicieron notar otro aspecto de la contratación amañada entre Gioja y Urribarri. Por ejemplo, la relación cercana entre Moisés Lara, exdelegado del Instituto del Seguro de Entre Ríos en San Juan, y el exsecretario general de gobierno, Walter Lima.

Uno de los abogados denunciantes, Marcelo Arancibia, hizo notar que “hay una causa civil por un accidente de tránsito que sirve como evidencia ya que un automóvil que estaba a nombre del hijo de Moisés Lara, tenía una tarjeta azul que autoriza a manejar el vehículo a Walter Lima y al propio Moisés Lara. Esto muestra el vínculo existente entre los contratistas”.

El auto en el que el ex secretario de la gobernación chocó es un Volkswagen Passat, un vehículo de alta gama propiedad del hijo de quien manejaba la ART en San Juan.

A principios de marzo último, la denuncia de los abogados Seguí y Arancibia comenzó a tramitarse ante el Juzgado de Juan Manuel Galvez, en San Juan. “Es por la relación del Gobierno con el Instituto Autárquico Provincial del Seguro de Entre Ríos. La prueba que presentamos fue la licitación reciente en la que todos los institutos hacen a valores nominales de un 60% menos –explicó Seguí–. El propio Instituto de Seguro Entre Ríos presentó una oferta que era mucho menor que la presentada anteriormente”.

“Es muy evidente el eventual hecho ilícito que se cometió años atrás… No calificamos a la conducta sino que hicimos un aporte porque tenemos una presunción de falta a los deberes de funcionario y defraudación contra la administración pública o mejor conocido como defalco”, agregó.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.