A principios de marzo de 2011, el entonces ministro de la Producción, Roberto Schunk, viajó a Buenos Aires a entrevistarse con la exministra de Industria, Débora Giorgio, para interiorizarse de qué se trataba el programa Capital Semilla, una línea de crédito destinada a los jóvenes emprendedores que se canalizaría a través de las universidades.
Se trataba de un “préstamo de honor” a tasa cero que iba de los 15.000 a los 60.000 pesos, destinado a jóvenes emprendedores. Pero al parecer, los préstamos se otorgaban de modo dudoso, y por eso este martes la Oficina Anticorrupción del gobierno del presidente Mauricio Macri presentó una denuncia en la Justicia por el supuesto delito de fraude contra la ex titular de la extinta cartera de Industria, Débora Giorgi: la acusan de repartir sin control 360.418.608 de pesos del programa Capital Semilla.
Según la auditoría realizada, Giorgi otorgó “préstamos de honor” de entre 15.000 y 60.000 pesos durante cinco años, de los cuales solamente el 5 % del total -poco más de 18,4 millones- se rindió de acuerdo con las exigencias de la ley. Además, entre las irregularidades detectadas se menciona que se le dio dinero a personas que presentaron el mismo proyecto, o que una misma persona recibió dos veces el “préstamo de honor”. También, se registraron desembolsos más grandes de lo estipulado.
En Capital Semilla, informó la administración del exgobernador Sergio Urribarri el lunes 14 de marzo de 2011, Entre Ríos fue “una de las provincias que más proyectos de jóvenes emprendedores presentó”.
Un año después, el 29 de marzo de 2012, Giorgio visitó Paraná y en el Centro de Convenciones La Vieja Usina , la exministra Giorgi anunció que un total de 200 jóvenes entrerrianos habían accedido al programa Capital Semilla, por un monto global de más de $5 millones.
“Cuando lanzamos el programa, Entre Ríos había aprobado nada más que 29 proyectos. Hoy, en esta etapa y a poco más de un año, hay 229 proyectos. Es decir, la cifra inicial se multiplicó por 10”, se alegró la entonces funcionaria del gabinete de Cristina Fernández de Kirchner.
Por alguna razón que nunca se explicó oficialmente, el programa después sufrió una poda.
El miércoles 7 de noviembre de 2012, el Gobierno daba a conocer que “se premiará a 47 jóvenes emprendedores entrerrianos por el programa Capital Semilla”, ya no los 200 que se habían anunciado antes.
Y en vez de más de $5 millones, la inversio´n sería de $2 millones.
“En esta primera convocatoria 2012, se hará la entrega de certificados a 47 jóvenes emprendedores de la provincia donde se acredita su condición de ganadores”, indicó el Gobierno.
La última noticia que se tuvo en Entre Ríos del Plan Semilla fue una convocatoria que lanzó en noviembre de 2013 el entonces ministro de Cultura, Pedro Báez.
Báez anticipó entonces que se trabajaba para que el sector cultural entrerriano tenga una fuerte participación en la línea de financiamiento lanzada desde el Ministerio de Industria de la Nación.

“Ya hemos solicitado que la línea de financiamiento se mantenga en el tiempo, de modo que el fondo se reconstituya y se logre atender gradualmente toda la demanda para expandir un sector que no sólo construye el capital simbólico que preserva nuestra identidad, sino que tiene una fuerte influencia en la actividad económica y nos permite generar puestos de trabajo genuinos, a la vez que, después de años y años, se dignifica la labor de tantos hombres y mujeres trabajadores de la cultura”, indicó Báez.
Pero no se tuvo más noticias.
Ahora, todo ese programa está en manos de la Justicia.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.