El abogado Milton Ramón Urrutia corrió un poco más la vara de su pelea imaginaria contra todo el Poder Judicial y tildó este martes de “arbitraria” la contundente sentencia del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguay que, en septiembre último, condenó a 25 años de prisión a su defendido, el cura Juan Diego Escobar Gaviria, al hallarlo responsable de los delitos de abusos y corrupción de menores.

Subido a su rol de Llanero Solitario, Urrutia sostuvo que “las instituciones están enfermas, la Justicia necesita un cambio”.

Y señaló que en sus fallos, los magistrados “nos muestran las arbitrariedades en las que incurren. Violentan el debido proceso, violentan las normativas, violentan la constitución”.

“En su momento, vamos a dar vuelta todo esto –dijo el letrado, en declaraciones que formuló a Infocontenidos, de Nogoyá-. Me da pena que tengamos hombres y mujeres en la Justicia que no le hagan el honor. La Justicia está demostrando que hay una baja calidad”.

Respecto de su defendido, el cura Escobar Gaviria, con prisión preventiva desde el 21 de abril y alojado en la Unidad Penal de Victoria, dijo que debería estar libre.


“Escobar Gaviria debería estar libre, ya que no existe ninguna posibilidad que se profugue a Colombia”, sostuvo aunque trascartón analizó que las causas por pedofilia que salpican a miembros del clero avanzan en los Tribunales por cuanto a su criterio “atacar a la Iglesia vende”.

Este martes, en otra causa por abuso y corrupción de menores en la que está imputado el cura Escobar Gaviria, el juez de Garantías de Nogoyá, Gustavo Acosta, le dictó prisión preventiva al sacerdote hasta que haya sentencia en la actual investigación penal abierta por el fiscal Federico Uriburu.

Al respecto, dijo. “Este tipo de accionar demuestra que hacen lo quieren con el Poder Judicial, hacen lo que quieren con las leyes y llegó el momento que alguien diga: hasta acá. No podemos seguir degradando y denigrando al Poder Judicial”.

Luego de sus diatribas contra toda la Justicia, insistió con sus argumentos por los cuales recusó a toda la Cámara de Casación Penal, que debía revisar la condena impuesta a Escobar Gaviria y analizar el pedido de libertad formulado por sus defensores, Milton Urrutia y Juan Pablo Temón. El día 27 de octubre, cuando se había convocado a audiencia, se supo de la recusación planteada, por las “amistades en Facebook” de los integrantes del tribunal, Marcela Davite, Marcela Bada y Hugo Perotti..

En una clara alusión al procurador general, Jorge García, se envalentonó Urrutia y aseguró: “Si son dueños del Derecho Procesal en la provincia de Entre Ríos, quítenme la matrícula, sanciónenme como dicen que me van a sancionar por desnudar la verdad. Pero yo me voy a ir hasta las últimas consecuencias, me voy a la Corte Suprema”.

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.