El centro empieza a mostrar una de las tantas caras de la crisis: los locales vacíos. La Peatonal San Martín es un buen termómetro para asomarse a lo que pasa. Y lo que pasa, acá, es ese cartel de “alquila” sobre un tradicional comercio, Casa Rizzi, que decidió bajar la persiana y concentrar toda su actividad en otro lugar. Un inmenso salón que ahora está en oferta. Pero los comercios que cierran crecen. Aunque siempre está la posibilidad de pensar de que nada será para siempre.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.