El intendente de Paraná, Sergio Varisco, se mostró optimista en el inicio de su visita a Hamburgo, Alemania, en el marco del encuentro mundial denominado “Foro sobre iniciativas en ciudades emergentes y sostenibles” que organiza el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en conjunto con el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania (BMZ).
El martes, el jefe comunal de la capital entrerriana mantuvo una reunión con autoridades del BID. Fue recibido por el presidente de la entidad crediticia internacional, Luis Alberto Moreno.
Varisco habló de los proyectos en marcha y también expuso sobre las nuevas iniciativas que presentará Paraná en las próximas semanas ante ese organismo internacional. Estas obras incluyen mejoramiento de barrios, como en el caso del PROMEBA; desagües pluviales y fundamentalmente el saneamiento ambiental. En este sentido Varisco expresó que es fundamental para la ciudad saldar el problema del relleno sanitario y se mostró confiado en la viabilidad de las nuevas iniciativas que Paraná promueve su concreción ante el BID.
El jefe comunal viajó el sábado hacia Alemania y durante su estadía expondrá el proyecto presentado por el municipio en materia de cloacas, agua potable y saneamiento de arroyos. El principal financiamiento del BID recaerá sobre el proyecto de nuevo relleno sanitario de la ciudad, cuya obra supera los 10 millones de dólares y dará por terminado 90 años de basural a cielo abierto en la capital entrerriana. Otro proyecto es un crédito para todos los desagües y drenajes de la ciudad.

Gestiones previas

El interés de Varisco por avanzar en estos financiamientos se dio desde el inicio de la gestión, cuando en febrero el jefe comunal viajó con integrantes del Gabinete y mantuvieron reuniones en Buenos Aires con representantes del BID en el país. En esa oportunidad, se reunió con Martín Soulier, encargado de la iniciativa del BID de brindar créditos a ciudades que ellos denominan emergentes, por su potencial de crecimiento y allí se reactivó el programa para financiar obras vitales para el desarrollo de la capital provincial. Tras esa reunión, Varisco había manifestado que existía “una relación fluida con el BID y por ello establecimos una serie de propuestas e ideas que la estamos canalizando”. Detalló que una de las prioritarias era obtener recursos financieros “para solventar un plan de drenaje o desagües pluviales para la ciudad y el otro era el referente al relleno sanitario y que se está en una etapa de consultoría respecto al terreno donde se haría”. En ese momento el presidente municipal hizo hincapié en la necesidad imperiosa de contar con los desagües luego de los temporales -con caída de árboles y fuertes destrozos- que había sufrido Paraná días antes y que evidenciaron el problema del drenaje y de invertir en obras bajo tierra que son precisamente los desagües pluviales. “La obra de trasladar el volcadero actual a un relleno sanitario significa crear toda una infraestructura, en un lugar alejado de la parte urbana y de las aguas del río Paraná para evitar la contaminación que se ha profundizado en los últimos 90 años. Esto traerá un beneficio a los vecinos, se evitará la contaminación de las napas y todo el inconveniente ambiental que acarrea el basural a cielo abierto. Esta obra a todas luces traerá una mejoría en la calidad de vida de los paranaenses”.
Posterior a esta reunión de Varisco con representantes del BID en Buenos Aires, la entidad crediticia envió una delegada, la ingeniera Ángela D’Alessandro, responsable del Proyecto del Plan Maestro de Desagües Pluviales de Paraná. Mantuvo un encuentro con funcionarios de la Secretaría de Proyectos Estratégicos y se abocó a la revisión de toda la documentación presentada por empresas consultoras. Posterior a ese trámite vendría la etapa de adjudicación del plan de obras para ser cotizado y concretar su realización final.