El intendente Sergio Varisco firmó en la mañana de este lunes 27, el Decreto mediante el cual establece la gratuidad del boleto estudiantil secundario en Paraná. Esta decisión es asumida luego de que el Concejo Deliberante previera en el Presupuesto 2017, destinar 5 millones de pesos en beneficio de todos los alumnos regulares que asistan a escuelas públicas o públicas de gestión privada en la capital provincial.
Este adelanto determinado por el Ejecutivo se basa en que aún está en pleno proceso licitatorio el pliego de condiciones del nuevo marco regulatorio del servicio de transporte público de pasajeros.
La cláusula de gratuidad del boleto estudiantil secundario está incluido en los términos del llamado a licitación del transporte público. No obstante, y siendo que aún no se terminó ese proceso licitatorio, es que con el inicio de clases -en principio previsto para el 6 de marzo- ya regirá el boleto gratuito para los estudiantes secundarios.
Ese decreto firmado por Varisco, luego será refrendado por el Concejo Deliberante para que los chicos de escuelas públicas y públicas de gestión privada puedan disfrutarlo desde el mismo inicio del ciclo lectivo de este año. El Decreto viene a garantizar que el beneficio ya empiece a regir, previo a lo que resulte del proceso licitatorio aún en trámite.
Se prevé un total de un millón de pasajes por año los que sean utilizados por el alumnado secundario en el año 2017. En los sucesivos años, ese beneficio correrá por cuenta de la empresa que resulte adjudicada en la licitación, ya que es un requisito explícito en el pliego de concesiones.
Los boletos podrán ser utilizados de lunes a viernes por los alumnos. Para obtener el beneficio, cada establecimiento emitirá una constancia de alumno regular, que se deberá presentar ante la empresa y la tarjeta le dará el alta con ese beneficio con calidad de usuario gratuito.
Este proceso se inició con un trabajo de todo un año del Concejo Deliberante a instancias del Ejecutivo municipal, que consistió en ir superando etapas, como fue aprobar primero el nuevo marco regulatorio del servicio de transporte público de pasajeros, la continuidad con la audiencia pública y la creación de un organismo de monitoreo de transporte que está compuesto por el Ejecutivo, la Defensoría del Pueblo, técnicos de las universidades y un representante por cada bloque del Concejo Deliberante.