El intendente Sergio Varisco junto al titular de la DAIA Paraná, Diego Dlugovitzky participó del acto realizado en recordación de los dos años de la muerte del fiscal Alberto Nisman. El Jefe Comunal citó lo dictaminado por la Cámara Penal Federal de la Nación, que reabrió la causa de su dudosa muerte.
El intendente Sergio Varisco y el titular de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentina (DAIA) Paraná, Diego Dlugovitzky, fueron los únicos oradores en el acto realizado en la noche de este martes 17 en la capital entrerriana, en víspera de los dos años de la muerte del fiscal federal Alberto Nisman.
Junto al monumento que recuerda a los fallecidos en los atentados a la Embajada de Israel y a la AMIA en Buenos Aires, sucedidos en la década de los 90, se congregó un importante número de ciudadanos que colocó velas encendidas en recuerdo al fiscal fallecido en dudosas circunstancias y que la investigación iniciada no ha arrojado resultados, ni condenado a autores.
Varisco dijo: “En una anterior gestión que me tocó presidir el Municipio y a instancia de los amigos de la AMIA, se hizo este monolito para recordar lo que fue ese atentado contra los argentinos. Recuerdo que en aquel momento dije lo que ha sido Entre Ríos en cuento a la convivencia de todas las culturas, las razas y de todas las religiones. Fue en una Entre Ríos gobernada entonces por Enrique Mihura y el nazismo surgía, cuando acá se estrenó la película ‘El gran dictador’ que hizo Charles Chaplin donde ridiculizaba al nazismo. Nada se puede hacer en una sociedad sobre la base de la impunidad. Desde la recuperación de la democracia hasta la fecha hay tres hechos importantes que no pueden caer en la impunidad: uno el juicio a las Juntas Militares, luego los atentados a la Embajada de Israel y a la AMIA y lo que recordamos hoy, lo del fiscal Nisman. Todos los argentinos vimos cómo se tergiversaron las pruebas, con una absoluta grosería -y sin querer ofender a nadie- desde el poder del Gobierno nacional anterior se tendió a impedir cualquier investigación. Por eso estamos esperanzados con esto nuevo que está sucediendo en la Justicia argentina de volver a reactivar esta investigación. La Cámara Penal Federal de la Nación calificó a la denuncia de Nisman de verosímil, seria y responsable y seguramente por eso lo mataron. Y los argentinos -no una parcialidad en particular- tendremos que luchar siempre persiguiendo justicia para el esclarecimiento de este hecho. El pueblo paranaense lo recuerda, que venga cada vez que se lo convoca a pedir más justicia y menos impunidad, nos enorgullece como paranaenses y Dios quiera que este grito esté en todas las plazas y ciudades de la República”.
A su vez, Dlugovitzky, agradeció la presencia del Intendente, Secretarios municipales, legisladores provinciales y a la gente: “Entendemos todos acá que ejercitar la memoria es también pedir justicia; creo que en la sociedad hoy hay una apatía, sin querer generalizar, pero muchas veces nos desentendemos de los temas. Pero entender que esto del asesinato de Nisman -y decirlo con todas las letras, si bien hay que esperar a que lo diga la Justicia- es un golpe a toda la sociedad. Durante más de 20 años sentimos en la comunidad judía que los temas de AMIA y Embajada eran sólo de la comunidad judía, sin querer generalizar. Pero creo que después del asesinato de Nisman empezamos a tomar conciencia que esto no es de un grupo o colectividad, sino que esto nos pasa a todos. Si a un fiscal de la Nación, después de la denuncia que hizo puede aparecer muerto con un tiro en la cabeza a pocas horas de tener que presentarse en el Congreso a dar explicaciones de la denuncia que había hecho y que se entorpezca la investigación como se hizo con absoluta desidia, nos involucra a todos. Una fiscal que buscó demostrar un suicidio cuando todo le estaba dando que era un homicidio; entonces que nosotros podamos estar reunidos y salir de esa indiferencia es porque queremos justicia. Nosotros no estamos atrás de un estrado judicial, no somos parte de la investigación, somos ciudadanos de a pie y queremos justicia y vivir un país donde desde el Presidente o quien recién se esté formando en su vida, pueda tener los mismos derechos y acceso a la justicia. Y si Nisman no tiene acceso a la Justicia, muy difícilmente cualquiera de nosotros lo podamos tener”.
Al finalizar el acto, los asistentes prendieron velas al pie del monolito ubicado frente al Club Social en recuerdo a la memoria del fiscal asesinado.