El intendente de Paraná, Sergio Varisco fue el último orador en el acto de festejo frente a la sede de la UCR, este domingo por la noche, y dijo que no hay que equivocar la lectura de las urnas y abogó por no defraudar a los votantes y llegar a ser gobierno en la provincia en 2019.

Repitiendo los festejos de 2015, esta noche la sede partidaria de la Unión Cívica Radical tuvo otra noche soñada. Militantes de la UCR, el PRO, el GEN y un sector justicialista que componen Cambiemos celebraron el triunfo en las elecciones a diputados nacionales que consagró a tres legisladores de este sector político y dos de la derrotada lista Somos Entre Ríos.

Así, Atilio Benedetti, Alicia Fregonese y Jorge Lacoste fueron electos diputados nacionales. Frente al comité radical, hablaron diferentes referentes políticos y el cierre fue el discurso de Sergio Varisco, intendente de Paraná.

El jefe comunal de la capital entrerriana agradeció “al soberano pueblo de Paraná, que acompañó a la propuesta de Cambiemos, a la militancia en tiempos donde lo correcto políticamente pareciera no hablar de militancia y yo la reivindico, porque está conformada por aquel que quiere cambiar la realidad porque no le gusta, busca una ideología, se encauza ideológicamente y lo devora la pasión por transformar esa realidad y eso se hace el día de las elecciones fundamentalmente. Vengo no como intendente sino como un militante más, pero sí creo que hay que reivindicar a ese excepcional piloto de tormentas que nos ha sacado del infierno y nos va a llevar a otro lugar mucho mejor que es el Presidente de la Nación, el Presidente de todos los argentinos. Estamos embriagados de números, que ganamos por tanto acá y por tanto allá y sería la peor lectura. A este partido de más de 120 años hemos venido en las buenas y en las malas, por lo tanto más que los números tenemos que leer el mensaje del pueblo en las urnas. El día del comicio la soberanía se divide en cada uno de los votantes, para ejercer en ese cuarto oscuro que creó Hipólito Yrigoyen la soberanía popular”.

Y enfatizó: “El mensaje es que contundentemente el 13 de agosto y hoy, 22 de octubre se reafirmó que terminó el pasado del kirchnerismo que durante 12 años asoló a la República Argentina y también que no se nos ha dado ningún cheque en blanco y caer en el peor de los pecados que es la soberbia. A la humildad la tenemos que mantener ante cada ciudadano. Hay un mensaje para que sigamos luchando para la justicia social de los que menos tienen, por eso en Paraná ganamos en los barrios más humildes, sacando para siempre ese estigma de que los más desposeídos tenían una bandera partidaria, para nada”.

Continuó: “Son tiempos de cambio, la gente no votó con el bolsillo, a pesar de los índices de crecimiento económico que desde hace unos meses vienen bendiciendo con el aumento del consumo, de la construcción, pero tampoco votó por eso. Creo que la gente votó por un cambio moral en la Argentina, por volver a los valores y los principios que nos enseñaron en la escuela y nuestros viejos Una Argentina que quiere a su gente y respeta a todos por igual y también el voto popular consintió aquello que comenzó en Gualeguaychú con Ernesto Sanz, Mauricio Macri y Lilita Carrió que es Cambiemos. En este espacio abreva tres grandes corrientes ideológicas: acá vierte una corriente de muchos peronistas que están en Cambiemos que creen en las bandera de Perón y de Evita, pero no en la de Menem, ni en la de Kirchner; otra vertiente del desarrollismo que tiene que ver con el PRO, con una necesidad que no solamente haya crecimiento, sino desarrollo y que la Argentina produzca lo que consuma y se inserte en el mundo de manera competitiva. En tercer lugar también está la garra y la fuerza de la Unión Cívica Radical, haciéndonos cargo siempre de nuestra historia. Somos la UCR de los que menos tienen, de Yrigoyen, de Balbín, de Lebenshon de Larralde, de la honestidad de Illia con su signo antiimperialista y que logró la plena ocupación durante su gobierno y la que eligió el pueblo en 1983 para que liderara la construcción definitiva democrática con Raúl Alfonsín. Somos la UCR que decidió juzgar a la dictadura militar y lo decimos pasada la elección: aquellos no son campeones de derechos humanos de nada cuando lo tuvieron a Milani, cuando votaron la autoamnistía, acá están los derechos humanos, por eso en esta síntesis del PRO, del radicalismo y el peronismo de la justicia social, esto es Cambiemos y vamos a estar a la altura de la circunstancias en el 2019 para seguir siendo gobierno en todo el país”.