El intendente  Sergio Varisco recibió este martes a organizadores de la Fiesta de Disfraces, en el marco de los preparativos para la nueva edición que tendrá lugar el próximo 17 de noviembre.

El encuentro se desarrolló en el Palacio Municipal con el objetivo de diagramar las intervenciones que dispondrá el Municipio para el desarrollo de la importante convocatoria de miles de personas en la capital entrerriana.

“Es una fiesta de un gran impacto nacional e internacional, que permite que Paraná se proyecte en diarios norteamericanos o europeos y va creciendo continuamente. Siempre brindando el apoyo del Estado”, destacó el Presidente Municipal en el encuentro mantenido con Julián Abramor.

“La idea es mantener estas reuniones con tiempo para preparar la cuestión logística porque la Fiesta tiene que ver la asociación de lo público y lo privado. Esto además genera mucho movimiento turístico colmando las capacidades de albergues tanto en la ciudad como en Santa Fe.”, añadió el mandatario.

Por su parte, Abramor destacó la predisposición del Intendente para el evento que tiene un gran significado para la ciudad. “Para nosotros el apoyo municipal es muy importante y necesario. Estamos muy agradecidos porque el apoyo también ha surgido desde el Estado municipal hacia nosotros. Por lo que hoy significa la Fiesta, no podríamos llevarla a cabo solo desde la parte privada, realmente se necesita trabajar en conjunto para albergar a miles de personas en un fin de semana de mucho color para toda la ciudad que realmente lo necesita y le hace muy bien en todos los aspectos y sobre todo en lo económico”, dijo.

“Estamos ajustando detalles para que intervenga en la parte que corresponde la administración pública. La fiesta ya se vive con muchas expectativas. en la edición pasada se agotaron las entradas y ahora arrancó con mucha fuerza”, precisó el organizador.