El secretario nacional de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, Claudio Avruj visitó este viernes al intendente Sergio Varisco en su despacho en el Palacio Municipal. Lo hizo acompañado por el delegado de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural en Entre Ríos, Juan Luis Spañoletti, quien acaba de asumir en ese cargo en la provincia. 
Varisco destacó la presencia del secretario de DD.HH. en Paraná, “en primer lugar porque coincidimos con la política de derechos humanos del Presidente Mauricio Macri en el sentido de que a diferencia de lo que se decía antes de su asunción, se ha continuado con los juicios, porque tienen que ver con las cuestiones más elementales que hacen a la seguridad social; además por las denuncias que el presidente está haciendo en el caso de la situación que se vive en Venezuela, flagrante resquebrajamiento de la política de derechos humanos. Consideramos la valentía que ha tenido el presidente en ese sentido”. 
Varisco valoró “el trabajar en conjunto, que lo venimos haciendo desde el comienzo de la gestión y ahora con la buena noticia de que este año por primera vez fuera de la capital federal se va a conmemorar en Paraná, ‘La noche de los cristales rotos’, primer agresión fuerte del nazismo, en una provincia como Entre Ríos, que fue baluarte en la lucha tanto contra el fascismo como el nazismo en aquella época, allá por 1939”.
Varisco destacó además que en Paraná van a funcionar oficinas de acceso a la justicia, “para que los vecinos de la ciudad que no tienen lo recursos para contratar la asistencia de un abogado, acudiendo a estas oficinas de asistencia a la justicia puedan acceder a los derechos más elementales”.
 
“Los DD.HH. son políticas transversales”
 
Por su parte Claudio Avruj dijo que esta vista a Paraná sirve para “fortalecer los vínculos, ya que estas oficinas están en funcionamiento y presentamos al delegado de Nación sobre Derechos Humanos y lo hacemos trabajando en conjunto con la delegada del Inadi. Este acercamiento con el secretario de Derechos Humanos de la Municipalidad, así como con el gobierno de la provincia lo hacemos entendiendo que los derechos humanos son políticas transversales a toda gestión de gobierno, en todo el territorio argentino y que tenemos que abocarnos a trabajar conjuntamente, así como lo establece nuestra Constitución y los organismos internacionales”. 
Definió que “los derechos humanos son demandas de la gente y una gestión se tiene que medir por el cumplimiento de esa agenda ampliada de los derechos humanos económicos, culturales y sociales. Entender que si la Argentina está en una situación de pobreza alta, ahí tenemos que ser los primeros en reconocer que hay derechos humanos que no se cumplen, con el acceso a la vivienda, a la salud, hacia la justicia, al medio ambiente sustentable, al acceso a las cloacas”. 
Focalizó que “primero es hacernos cargo en la atención a las víctimas de los delitos, con la ley que se aprobó y le hemos pedido al gobierno provincial que adhiera prontamente, lo mismo aplicar los mecanismos contra acciones de el bullying, los femicidios, con lo cual es una agenda amplia y es imposible pensarla desde una sola personas en un solo lugar; hay que hacerlo desde todos lados y es muy bueno que coincidamos en estos diagnósticos y en la posibilidad de articular equipos, elementos gente y tener lugar de pensamiento”.    
 
Mayores demandas
 
Avruj informó que “en líneas generales en materia de derechos humanos, la principal demanda en las provincias es el acceso a la justicia, en muchas de ellas hubo un repliegue del Estado, que no llegó como correspondía en tiempo y teniendo a la mitad de la población en estado de pobreza. Un índice que llama mucho la atención es el de discriminación: el 60% de la población se reconoce que ha tenido actos de discriminación y es un tema ligado directamente con el bullying principalmente en ámbitos escolares primarios, junto además del femicidio y violencia en general, ligados a los temas de inseguridad”.
Dijo el funcionario que cuentan con ocho delegaciones abiertas en el país, y que la idea hacia fines de 2019 es llegar a una delegación en cada provincia: “Es dar vuelta la ecuación que tiene el estado nacional, con una plantilla de personal mayor a mil personas donde el 95% atiende en la Ciudad de Buenos Aires y debemos llegar a cada una de las provincias y con equipos que pueden asistir desde Nación. Esta posibilidad de estar hoy acá va en dirección a lo que nos pidió el Presidente de la Nación”.
 
El delegado provincial
 
A su vez Juan Luis Spañoletti, señaló que cuentan “con tres delegaciones en Entre Rios: en Colón, Concepción del Uruguay y Paraná que funciona conjuntamente con la gente del Inadi que hoy nos acompaña. La idea es trabajar mancomunadamente con todos los entes y en esta oportunidad vistando al intendente Varisco, para que podamos aunar esfuerzos y llegar más a la gente”.
Su propósito al frente de la delegación en Entre Ríos “es seguir la política nacional de derechos humanos, y provincializarlos en el rol que me toca en esta jurisdicción
 
“La noche de los cristales rotos”
 
Cristales rotos fue la noche del 9 al 10 de diciembre de 1939. Este año su conmemoración se realizará en Paraná. “Fue el primer asalto organizado desde el poder del nazismo, y significó el primer capítulo del Holocausto -describió Avruj-. Creo que lo que nosotros trabajamos de materia de memoria y educación son alertas para las generaciones presentes y futuras; me parece que el olvido es lo peor que nos puede pasar y que los actos no puedan ser solamente en la ciudad de Buenos Aires. Y Entre Ríos con una historia ligada a la inmigración y lucha contra el fascismo y el nazismo -y que le permiten ser una sociedad permanentemente preocupada por los derechos humanos- es un lugar natural y esencial para que estos homenajes se hagan y sean un mensaje para todo el país”.