“Brindamos toda la colaboración a la Justicia y soy el principal interesado en que esto se aclare rápidamente porque tenemos una gestión absolutamente transparente”.

De ese modo, el intendente de Paraná, Sergio Varisco, respondió al procedimiento judicial que se realizó este martes por la mañana en el Palacio Municipal, cuando fuerzas de la Policía Federal, por orden de la Justicia, allananaron su despacho; la vivienda particular de su madre, la secretaria de Cultura, Magda Varisco, en calle Pellegrini al 200; y también la oficina del concejal Pablo Hernández (Cambiemos).

La medida judicial, dispuesta por el juez federal Leandro Ríos, se enmarcó en la búsqueda de datos sobre dichos de una funcionaria y un concejal en la investigación de la supuesta organización delictiva que encabezaría Daniel “Tavi” Celis, la cual cobró fuerza con más de 20 detenciones tras las intercepción de una avioneta con 317 kilos de marihuana en la zona de Colonia Avellaneda a fines de mayo del año pasado, según informó Análisis Digital.

El viernes, personal de la  Federal allanó la casa de una mujer allegada a Daniel Tavi Celis en barrio Antártida y se encontraron con tres kilogramos de cocaína de alta pureza. Se trata de Luciana Lemos, quien quedó detenida por orden del juez federal Leandro Ríos, junto a un hermano de Celis, un sobrino y un hombre de nacionalidad peruana, que habría oficiado de corredor de la droga.

Durante una rueda de prensa que ofreció este martes por la tarde, Varisco se refirió a los allanamientos realizados esta mañana en ámbito del Palacio Municipal y otros lugares realizados por la Policía Federal por orden del juez federal Leandro Ríos.

Varisco consideró que debía dar la cara a los vecinos. “Como intendente le debo una explicación de lo ocurrido. Pero fue un día en el que funcionaron las instituciones de la República, porque esto demuestra que hay un Poder Judicial independiente, que no hay interferencia del poder político”, resaltó.

En cuanto al procedimiento realizado en ámbitos municipales, del Concejo Deliberante y en la casa materna del jefe comunal, dijo que “el juez ha ordenado procedimientos judiciales con los que nosotros hemos colaborado, hemos abierto todas las puertas del municipio, los archivos y la anotaciones particulares para que la Justicia dilucide. Soy el más interesado para que rápidamente se llegue a al verdad. No he sido imputado ni nada por el estilo”.

Consideró que se ha colaborado con la Justicia: “Nos parece bien que el juez federal ordene estos procedimientos para aclarar. Esto no hubiese sucedido en otras épocas, esto se da en el marco de un Poder Judicial que actúa en la órbita de su competencia de manera independiente”.

Luego, enfatizó: “Tengo la conciencia tranquila, brindamos toda la colaboración para que el Poder Judicial pueda hacerse de todos los elementos que quiera para que se haga el peritaje correspondiente. En el Gobierno anterior esto hubiera sido imposible, se hubiera filtrado la orden judicial. En cambio, ahora las instituciones funcionan sin ninguna interferencia del poder político. Y cuando un funcionario tiene las manos limpias y la conciencia tranquila, nada debe temer. Debe dejar actuar al servicio de justicia con libertad absoluta”.

 

Al referirse al origen del procedimiento judicial, explicó: “Esto deriva de un procedimiento de hace unos diez días, donde estarían involucrados empleados municipales, por lo tanto no me parece mal que se dilucide que el gobierno no tiene nada que ver con esto, que mi persona tampoco, por eso estamos a disposición. No se encontró nada raro vinculado a la ley de estupefaciente, se llevaron celulares; soy una persona que acopio las cosas, la computadora y mis anotaciones”.

El jefe comunal apuntó que es su interés que salga a flote la verdad y que se despejen todo tipo de dudas y perplejidades alrededor de esta causa. “No se puede vivir tranquilo ni gobernar con eficiencia bajo un permanente estado de sospecha y zozobra. Habrían encontrado un papel en el que figuran varios nombres, entre ellos el mío”, apuntó.

“Soy el más interesado en que salga a la luz la verdad. Y como fui ungido por el voto de mis conciudadanos, a ellos les debo una aclaración. Está  todo en manos de la Justicia federal. A ella, como un ciudadano más pero con mayores responsabilidades, me someto incondicionalmente”, expresó.

 

Varisco se sinceró al decir que es “una de las personas más difamadas, pero siempre se les ha vuelto  en contra al momento de que el pueblo decide. Estoy con mucha tranquilidad, me enorgullezco de saber que somos los funcionarios municipales que menos cobramos en todo el país y que andamos sin custodia”.

Tanto en el despacho del Departamento Ejecutivo Municipal como en la casa de su madre “nada se encontró. Absolutamente nada de nada. Se llevaron computadoras, teléfonos y documentación, lo que es de rutina en cualquier procedimiento. Se prestó activa colaboración parte del personal de carrera como político”, resaltó.

“El Poder Judicial está actuando y lo hace con absoluta independencia y libertad. Sin intromisiones de ninguna naturaleza. No hay hijos ni entenados. Somos todos iguales ante la ley. Quizás, en otros tiempos, esto no hubiera podido llevarse adelante. Hoy, eso es posible porque apostamos a que las instituciones funcionen  normalmente. Y esto es parte de ello, aunque le haya tocado a esa Intendente”, puntualizó.

Explicó que en la residencia familiar hubo activa colaboración, como así también en el domicilio materno. “La intención es que se revise tranquilo todo y que cuánto objeto haya sido secuestrado sea debidamente peritado”.