En los Tribunales de La Paz avanza la causa que se lleva a adelante contra un grupo de policías de Santa Elena acusados del supuesto delito de privación ilegítima de la libertad y vejaciones, en perjuicio de un menor de 16 años.

La investigación se abrió el lunes 29 de julio tras la denuncia formalizada por un joven, quien dijo que el sábado 27 fue detenido tras un entredicho con un uniformado de civil y golpeado por varios policías en “un cuarto oscuro” de la dependencia.

El fiscal interino de La Paz, Santiago Alfieri, avanzó en la investigación penal preparatoria y ya culminó con la declaración de imputados.  Ahora, el funcionario judicial se encuentra “depurando” las acusaciones. Esto es, se explicó, clarificando qué función cumplió cada uniformado la noche del sábado 27 de julio.

Ante la consulta de Entre Ríos Ahora, el fiscal informó que “están tomadas todas las declaraciones de imputados, con los distintos niveles de responsabilidad por omisión funcional o por intervención en la propia golpiza”.

A su vez, señaló que aguarda “el resultado una pericia de los teléfonos secuestrados” y que luego de tener esa información dará por finalizada la investigación para ir “a un juicio o juicio abreviado”. “No hay posibilidad de probation en esta causa”, aclaró.

La causa


Según el relato del adolescente y de su madre, Natalia Centurión, la golpiza habría ocurrido tras un entredicho con un efectivo en la vereda de la Comisaría, sobre avenida San Martín.

Así lo relató la madre en el programa Puro Cuento de Radio Costa Paraná 88.1: “Mi hijo lo había acompañado al tío de su novia a hacer una denuncia. Mi hijo estaba atacado del pecho y escupió. Un policía de adentro del patrullero le dijo ‘guanaco de mierda’ y mi hijo respondió. Después el policía le dijo ‘¿te la aguantás?’. Mi hijo volvió a responder y ahí el mismo policía lo agarra del cuello y le empieza a pegar piñas en la cabeza. Ahí salen otros tres policías del patrullero y lo llevaron adentro (de la Comisaría). Mi nuera se prendió de la cintura para que no lo lleven. A mi hijo lo metieron y lo pusieron boca abajo arriba de una mesa: le agarraron las manos para atrás, y le empezaron a pegar patadas en las costillas. Después lo llevan a un pasillo oscuro y lo cagan a palos”.

En total son 8 los uniformados imputados por el supuesto delito de privación ilegítima de la libertad y vejaciones. Todos son defendidos por el abogado paceño Roberto Alsina.

Mientras la investigación avanza, los acusados se encuentran inactivos en la fuerza. Así lo dispuso el Jefe de Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, a las pocas horas de que el caso se conociera públicamente.

Además de la declaración de los imputados, en la investigación dio su testimonio el denunciante, su novia y el tío de ésta, que estuvieron la noche en que habría ocurrido el hecho.

Además, el representante del Ministerio Público Fiscal le tomó declaración al médico policial y a personal del Área de la Niñez, Adolescencia y Familia (ANAF) de la Municipalidad de Santa Elena, que intervino en el episodio que relató el adolescente.

En la causa, por ahora, se encuentran más comprometidos dos policías, que fueron identificados por el denunciante como autores de la golpiza. Sus apellidos son Vargas y Falcón. Los identificó el 31 de julio durante una rueda de reconocimiento.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.