La diputada provincial María Alejandra Viola, titular del bloque de Cambiemos, se presentó este jueves en el Ministerio Público Fiscal de la provincia para ponerse a disposición de los funcionarios judiciales que llevan adelante la investigación por supuestas estafas con tarjetas de débito, y en la que están en la mira los contratos de la Legislatura y el Congreso nacional. “Queremos despejar cualquier tipo de duda, porque estamos para terminar con la corrupción y no para ser parte de ese sistema”, dijo.

La presentación de Viola se da a dos días de que la Cámara Baja provincial rechazara el pedido de información de contratos que formuló la Fiscalía. Los acusadores habían requerido documentación sobre contratos desde 2008 a la actualidad, pero los legisladores –a excepción de la macrista Ayelén Acosta- consideraron que el pedido era desproporcionado y que no se ajustaba al procedimiento. Por caso, la diputada Gabriela Lena, del bloque UCR en Cambiemos, explicó que el pedido debía hacerse con la intervención de un juez de Garantías.

Este viernes, la paceña Viola fue al edificio del Ministerio Público Fiscal, sobre calle Santa Fe, para hacer saber a los fiscales que va a colaborar en la causa. “Nosotros no tenemos nada que ocultar, por eso nos presentamos espontáneamente en la Fiscalía Anticorrupción y nos pusimos a disposición de la Justicia”, dijo.

La radical se presentó este mediodía ante la fiscal Cecilia Goyeneche, que está al frente de la Fiscalía Anticorrupción, que dirige una investigación sobre contrataciones en la Legislatura provincial. “Queremos despejar cualquier tipo de duda, porque estamos para terminar con la corrupción y no para ser parte de ese sistema. En estos días se han dicho muchas cosas y se han deslizado sospechas sobre todo el cuerpo legislativo. Personalmente estoy dolida con eso, porque no somos todos iguales”, expresó.

Asimismo, la dirigente hizo saber que en Tribunales facilitó documentación y colaboró con la investigación. “Nos costó mucho fijar postura y ponernos de acuerdo al interior del bloque Cambiemos en Diputados. Nosotros venimos de partidos políticos muy democráticos, donde cada paso se discute y donde la institucionalidad se respeta, no estamos acostumbrados a acatar órdenes. En ese sentido, hemos tenido debates al interior de las estructuras y eso lleva tiempo”, explicó la legisladora.

De inmediato señaló que “hoy por hoy, cuando las dudas y sospechas mediáticas intentan mancharnos a todos por igual, desde el Bloque Cambiemos en Diputados, le decimos a los entrerrianos que no se dejen confundir”. “Todos sabemos quién es quién. Y a nosotros nos eligieron para transparentar las administraciones de gobierno. Por eso estamos hoy acá, poniéndonos a disposición de la Justicia, colaborando con todos los requerimientos de un Poder independiente”, reafirmó.

“No le temo a ninguna investigación judicial, al contrario, celebro que la Justicia haga lo que corresponde. La investigación que se ha abierto sobre la Legislatura provincial, es una de las tantas deudas con el pueblo entrerriano, bienvenida sea”, completó.

El caso
El caso fue dado a conocer por el sitio Página Judicial. En la causa, que está a cargo de los fiscales Patricia Yedro e Ignacio Aramberri, hay cinco detenidos: tres ocurrieron el 20 de septiembre; los dos restantes, el miércoles 3 de octubre. Las personas que cumplen prisión preventiva son: Flavia Marcela Beckman, Esteban Ángel Alberto Scialocomo y María Victoria Álvarez. Los tres fueron sorprendidos por la Policía cuando realizaban la maniobra con las tarjetas de débito en un cajero.

Cuando se supo de las detenciones, el primer coletazo se observó en el Senado, donde fue desplazado el director de Administración, Gustavo Pérez, que fue suplantado por Maximiliano Argento. Además, el senador nacional Pedro Guastavino reconoció que los tres detenidos son empleados contratados por él en el Senado nacional.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.