La cinta violeta está atada en el sable del granadero que mira, altivo, hacia algún punto alejado. El granadero, estoico, está al pie de la estatua ecuestre del general José de San Martín en la Plaza 1º de Mayo. El granadero, que está la pie de la estatua de San Martín, porta un sable, y en el sable, alguien ha colocado una cinta violeta. Un símbolo inequívoco de la manifestación del #NiUnaMenos que tuvo lugar el sábado 3. La peculiaridad de la convocatoria fue dejar atadas cintas violeta en distintos lugares. En el sable del granadero, por ejemplo.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.