La Cámara de Diputados de Entre Ríos expresó preocupación por “el ajuste a la inversión pública para viviendas” dispuesto por la Nación.

Al respecto, los diputados Gustavo Zavallo, Juan Navarro y Diego Lara cuestionaron que la Nación haya exigido a las provincias renunciar al Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi).

“Estamos hablando de una política nacional que va en claro detrimento de los trabajadores del organismo, de la creación y mantenimiento del empleo de personas afectadas a la construcción, y de las potenciales familias entrerrianas beneficiarias de las viviendas”, relató Zavallo al respecto.

El texto presentado da cuenta del detalle puntual de la deuda que Nación mantiene con la provincia en materia de fondos para viviendas, la cual asciende a casi 420 millones de pesos.

“Esta situación repercute en la creación y el mantenimiento del empleo, que se estima entre 8.000 y 10.000 puestos de trabajo directos e indirectos que se perderán en el rubro, el perjuicio para las empresas y la imposibilidad de familias entrerrianas de acceder a una vivienda digna y a un costo accesible”, sostuvo el legislador de Viale al respecto.

A su vez y según estadísticas del IAPV, el texto subraya que hasta el momento se han presentado 2150 proyectos de viviendas, los cuales no han sido aprobados por la Nación, siendo que desde el 1° de enero de 2016 no se ha financiado la construcción de ninguna nueva obra.

Por su parte, el proyecto aborda el pedido de renuncia que Nación habría efectuado a las Provincias, lo cual generaría “un grave retroceso para la obra pública, ya que este fondo representa el único recurso que ingresa directamente por coparticipación federal a los Institutos de la Vivienda provinciales y que durante más de 40 años ha financiado la construcción de viviendas sociales. En el caso particular del I.A.P.V. este fondo configura un tercio del volumen total disponible para soluciones habitacionales de los entrerrianos y entrerrianas”, según palabras del diputado.

Más allá de esta coyuntura, “el IAPV mantiene el ritmo de obra al día y afronta el pago del cien por ciento de los certificados con fondos propios, haciendo el Gobierno de la Provincia de Entre Ríos un gran esfuerzo económico, como en tantas otras áreas sensibles y que están atravesando la misma situación con la Nación”.
En contraposición, el secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, destacó que desde la asunción del presidente Mauricio Macri el Gobierno nacional transfirió “cerca de 2 mil millones de pesos a Entre Ríos” para obras habitacionales y recalcó que en la provincia “hay 6 mil viviendas en ejecución”.

“Desde la asunción del presidente Macri, el Estado nacional le transfirió a la provincia, sólo en 2016 y 2017, cerca de 2.000 millones de pesos para seguir ejecutando obras. Además, los fondos del FONAVI se transfieren en forma directa y este año hemos girado a la provincia 442 millones en su conjunto, de los cuales 200 millones son del Instituto Provincial de la Vivienda”, subrayó Kerr.

En ese sentido, destacó que “en Entre Ríos hay cerca de 6.000 viviendas en ejecución, más las que se construyen a través de ProCreAr como en Paraná” y remarcó que “la provincia recibe el 8 por ciento del total del presupuesto del área de Vivienda de la Nación”.

“Tenemos que buscar otro tipo de medidas para que no sea sólo el Estado nacional el que construya viviendas, ya lo han hecho muchos países. Este año Entre Ríos va a recibir cerca de 660 millones del FONAVI y eso se puede poner en un fondo de garantía y que sirva para multiplicarlo por más dinero para invertir y construir más viviendas”, recalcó el secretario.

Además, el funcionario de la cartera que conduce Rogelio Frigerio indicó que “en el caso de la provincia existen gran cantidad de certificados de obra observados” y pidió que continuar con las medidas para garantizar “la transparencia en la obra pública”.

“En Entre Ríos tenemos 60 millones de pesos en certificados observados que antes se rendían con una declaración jurada. Hoy pedimos que los certificados vengan con una factura y tenemos muchos que no tienen. En los últimos 3 meses hemos tenido dificultades y si a eso le sumamos que los certificados vienen con errores, el atraso se hace más grande”, señaló.

Por último, Kerr pidió “trabajar en conjunto los funcionarios nacionales, provinciales y municipales en pos de buscar soluciones para la gente más allá de las diferencias políticas”.

 

 

 

 

Redacción de Entre Ríos Ahora.