Los docentes nucleados en la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmetr) debatirán durante este fin de semana, entre sábado y domingo, los mandatos que llegarán al congreso provincial que se realizará este lunes en San Salvador, y que tiene como eje convocante acatar o rechazar la conciliación judicial dispuesta por la jueza laboral Gladys Pinto en el conflicto en las escuelas.

Pinto resolvió este viernes disponer la conciliación obligatoria prevista en el artículo 16 de la Ley Nº 9.624 por el término de 20)días hábiles, contados a partir de este sábado. De ese modo, la magistrada acogió favorablemente una presentación hecha el jueves 21, a las 19, por el Gobierno provincial.También Pinto dispuso que las partes se abstengan de tomar cualquier tipo de medida en relación al conflicto suscitado entre la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), la Asociación Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet) y el gobierno de Entre Ríos.

Por otra parte, fijó audiencia conciliatoria de las partes intervinientes en el conflicto para el próximo miércoles 27 a las 9,30.

La medida judicial, claro, no supuso el levantamiento de los dos días de paro dispuestos por Agmer para este viernes 22 y el próximo lunes 25, que queda firme.

«La conducta de ruptura de la contraria, que aún inmersa en un procedimiento paritario de discusión decidió en forma unilateral e intempestiva romper el diálogo y aplicar directamente medidas de fuerza, sin dudas impide seguir esa instancia administrativa e imponen la inmediata apertura del procedimiento judicial con la disposición urgente de la suspensión de las medidas de fuerza”.

En esos términos, la abogada Miriam Clariá, asesora legal del Consejo General de Educación, pidió a la jueza laboral Gladys Pinto, que dicte la conciliación obligatoriaen el conflicto docente, que de ese modo cierra su etapa de negociación a nivel administrativo en la Secretaría de Trabajo y ahora se dirimirá en un despacho judicial. “Resulta evidente que la voluntad gremial ha sido impedir que esta parte pudiera ejercer cualquiera de los procedimientos que la ley prevé para evitar la concreción de las medidas directas pues de otra forma no se explica que la respuesta a la propuesta haya sido directamente la medida de fuerza”, agrega el escrito al que tuvo acceso Entre Ríos Ahora. 

Fue después de lo resuelto en el congreso de Agmer el jueves 21, en Chajarí, cuando se rezhazó la última oferta salarial del Gobierno y se dispuso 48 horas de huelga en las escuelas.

En Chajarí, la decisión de ir al paro tuvo un resultado ajustadísimo: 66 congresales votaron por el rechazo, sobre un total de 126. Todas las seccionales Rojo y Negro, opositora a la conducción provincial, más Federal y Victoria, conducidas por agrupaciones locales, votaron el rechazo. A esa moción se sumaron también Concordia y Feliciano. El resto, se dividió entre la aceptación y las abstenciones.

Ahora, los congresales deberán decidir qué respuesta dan a la jueza, y si se sientan en un despacho judicial a partir del próximo miércoles 27.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.