El presidente Alberto Fernández anunció que la cuarentena obligatoria comienza esta medianoche y se extenderá hasta el 31 de marzo inclusive.

«Nadie puede moverse de su residencia, todos tienen que quedarse en sus casas», expresó el Presidente. Además, estableció el adelantamiento del feriado del 2 de abril para el 31 de marzo y que el 30 de marzo será feriado puente. Dijo que la Prefectura, Gendarmería, la Policía Federal y las Policías provinciales van a controlar la circulación por las calles. «Vamos a ser absolutamente inflexibles», advirtió.

El punto más importante del decreto que se publicará mañana en el Boletín Oficial de la Nación indica que violar la cuarentena es un delito contra la salud pública, que implicará la detención y la posibilidad del secuestro del auto, en el caso de trasladarse con el vehículo.

“A partir de ese momento nadie puede moverse de sus residencias, todos tienen que quedarse en sus casas. Es hora de que comprendamos que estamos cuidando la salud de los argentinos. Todas las personas deberán permanecer en sus casas y hogares. Podrán salir para hacer lo necesario para seguir viviendo su vida habitual. Van a seguir teniendo los negocios de cercanía abiertos: ferretería, farmacias, supermercados, almacenes. A partir de las 0 horas la Prefectura, Policía Federal Argentina y Gendarmería, custodiará quién circula por las calles», expresó el Presidente.

Fernández detalló que la decisión tendrá vigencia hasta el último minuto del martes 31 de marzo. Para ello, se adelantó el feriado del 2 de abril y el 30 de marzo será feriado puente. “Es una medida excepcional que dictamos en un momento excepcional, pero absolutamente dentro del marco de lo que la democracia permite. Quien no lo pueda explicar se verá sometido a las sanciones que el Código Penal prevé para frenar una epidemia o en este caso una pandemia”.

En la provincia, el primero en expresarse fue el diputado nacional Atilio Benedetti (Juntos por el Cambio), que dijo “acompañamos las medidas del Presidente de la Nación, están en línea con lo que propusimos desde Juntos por el Cambio”.

El Intendente de Chajarí, Pedro Galimberti, señaló que son medidas duras y pueden resultar antipáticas pero son las correctas. «Es lo que el país, en su conjunto, necesita en este momento de crisis sanitaria global», dijo el presidente municipal.

Galimberti dijo además que la medida sirve para ordenar un conjunto de situaciones, un tanto anárquicas, que se fueron dando en las últimas horas en distintos puntos del país y en Entre Ríos. «Esto pone de manifiesto el rol que, en estos casos, cumple el Estado, en el ordenamiento de lo social. Necesitábamos que se avanzara en medidas de este tipo porque a una pandemia, como la del coronavirus, nadie le gana estando aislada o tomando decisiones particulares», expresó Galimberti, quien en reiteradas ocasiones fundó sus decisiones de los últimos días en las recomendaciones que establezcan las autoridades sanitarias nacionales y provinciales.

En otro orden de cosas el Intendente llamó a todos los ciudadanos a cumplir estrictamente las decisiones de las autoridades nacionales, a acatar con el aislamiento preventivo obligatorio y a tomar las medidas de prevención para evitar la propagación del COVID-19. «La situación sanitaria amerita que ante esta situación estemos juntos. Lo vengo diciendo hace algunos días: es un momento para trabajar, más que nunca, unidos como comunidad», concluyó.

En tanto, el diputado nacional Jorge Lacoste (UCR) dijo que la decisión del Poder Ejecutivo Nacional de decretar la cuarentena obligatoria es «una medida dura pero necesaria frente a la irresponsabilidad que ha demostrado tener parte de la sociedad argentina».

Al evaluar los anuncios formulados por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, el legislador nacional entrerriano, señaló: «No alcanza «con el esfuerzo del Estado en todos sus niveles, sino que también es necesario el compromiso de cada ciudadano y así vamos a poder derrotar al COVID-19».

Indicó luego: «No es momento para especulaciones políticas y debemos actuar con la más absoluta responsabilidad como ciudadanos y como dirigentes estar consustanciados con la batalla que tenemos que darle al Coronavirus»

Destacó la tarea «y la revalorización que se debe dar a los sectores que deben trabajar para en sostener esta difícil situación, en especial a la gente de sanidad, seguridad y producción de alimentos, entre otros», remarcó.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora