La Cámara de Diputados de Entre Ríos inauguró este jueves un modo distinto de sesionar: lo hizo en forma virtual, con la escasísima presencia en el recinto de apenas las autoridades y los jefes de bloque, y con la casi totalidad de los legisladores en lugares remotos de modo de mantener el distanciamiento social y así evitar la propagación de la pandemia de coronavirus.

En esta primera sesión a distancia, la Cámara Baja dio media sanción a un proyeco de ley que dispone la creación del Régimen Tarifario Especial para aquellas personas electrodependientes por cuestiones de salud que se encuentren inscriptas en el Registro Provincial de Personas Electrodependientes. De ese modo, se busca “garantizar la provisión de energía eléctrica de forma gratuita, sin topes, constante, ininterrumpida y estable”.

El beneficio consiste en el reconocimiento de la totalidad de la facturación del servicio público de provisión de energía eléctrica y la eximición del pago de los derechos de conexión.

“Se entiende por Electrodependientes por Cuestiones de Salud, a aquellas personas que requieran de un suministro eléctrico constante y en niveles de tensión adecuados para poder alimentar el equipamiento específico prescripto por un médico matriculado y que resulte necesario para evitar riesgos en su vida o su salud”, se indica en el proyecto que consiguió media sanción de Diputados.

La iniciativa establece que “el tratamiento tarifario especial gratuito otorgado por esta Ley alcanzará al titular del servicio, o a uno de sus convivientes, que se encuentre registrado como Usuario electrodependiente por Cuestiones de Salud, en el Registro de Electrodependientes creado por esta Ley”.

En este sentido, el proyecto dispone la creación del Registro Provincial de Usuarios Electrodependientes por Cuestiones de Salud que estará a cargo del Ministerio de Salud de la Provincia de Entre Ríos.

“Es atribución del Ministerio de Salud mantener actualizado el Registro. Dicha actualización operará de manera inmediata al momento de acreditar las condiciones para acceder al beneficio”, se apunta.

De este modo, “el Ministerio de Salud deberá comunicar a la Secretaría de Energía de la Provincia, las personas incluidas en el Registro Provincial de Usuarios Electrodependientes por Cuestiones de Salud, a los efectos de acceder al Régimen Especial Tarifario fijado creado por la presente Ley”.

Más adelante, se señala que “las distribuidoras de energía deberán proveer gratuitamente, a título de comodato, los equipamientos adecuados para la prestación alternativa de los servicios eléctricos conforme los requerimientos y necesidades de la persona Electrodependiente, asegurando su mantenimiento y funcionamiento”.

También deberán “habilitar una línea telefónica gratuita, disponible las veinticuatro (24) horas en días hábiles e inhábiles, para la atención de las personas Electrodependientes por Cuestiones de salud”, y tendrán la obligación “de dar una masiva difusión pública de las características de dicha línea de comunicación y proveer de un sticker adhesivo con el número telefónico visible para ser exhibido dentro del domicilio de la persona Electrodependiente”.

Por otro lado, se contempla el desarrollo de campañas de difusión, educación y concientización por parte del Ministerio de Salud, la Secretaría de Energía, el Ente Provincial Regulador de la Energía, los municipios y las distribuidoras de energía eléctrica destinadas a promover los derechos de las personas electrodependientes.

A nivel nacional, el 26 de abril de 2017, se aprobó la Ley de Electrodependientes (Ley N° 27.351), que garantiza la gratuidad del servicio para los chicos afectados. Después de 3 años, la provincia avanza con una legislación a nivel local.

La diputada Carina Ramos (PJ), que preside la Comisión de Salud, fue la encargada de explicar en qué consiste el proyecto de Ley.  “Este proyecto garantiza a todas las personas electrodependientes el acceso al servicio de energía eléctrica con el objetivo de mejorar su calidad de vida y la de su núcleo familiar”, dijo y añadió que el texto fue impulsado por familias entrerrianas que tienen integrantes que dependen de aparatología para seguir viviendo.

En ese marco, la legisladora destacó que el proyecto concibe a la salud como un derecho y no como una mercancía, y que está en línea con una política de Estado que “garantiza la calidad de vida de los más vulnerables”.

“Estamos ante un gobierno nacional que no se desentiende de la salud de su pueblo. Quedó demostrado en estos meses con la política pública de salud”, resaltó Ramos.

En ese marco, explicó que la Ley nacional 27.351, aprobada por el Congreso nacional en 201, dispuso la “gratuidad del servicio eléctrico para todos los electrodependdientes”.

Según esa ley, electrodependientes se denomina a aquellas personas que  por cuestiones de salud requieran de un suministro eléctrico constante y en niveles de tensión adecuados para poder alimentar el equipamiento médico prescrito por un médico matriculado y que resulte necesario para evitar riesgos en su vida o su salud.

“Hoy, en Entre Ríos, buscamos consagrar este derecho en este texto consensuado que hemos trabajado con mucha responsabilidad, con diálogo y apertura por todos los diputados”, finalizó.

Una historia detrás de la ley

A su tiempo, la diputada Mariana Farfán (PJ) contó que detrás del proyecto se encuentra la historia de una familia que perdió a su hijo que era electrodependiente.

“Atrás de esta ley hay un matrimonio con un niño que hace un mes acaba de fallecer”, dijo y mencionó la lucha del matrimonio de Mauro Stefanizzi y Mayra Helman, que impulsaron una ley que reconociera los derechos de los niños que dependen de energía eléctrica para sobrevivir.  Su hijo Joaquín, murió el 26 de marzo de este año.

 “Es importante remarcar que atrás de esta ley hubo una historia tremenda. Joaquín nació con 700 gramos y siempre dependió del suministro eléctrico para sobrevivir y hubo muchísimas penurias de los papás con las obras sociales. Esta instancia hace que estemos sumándonos a esta lucha”, planteó Farfán.

A su tiempo, Diego Lara (PJ), también destacó que la media sanción de la ley responde a una necesidad urgente de las familias que tienen integrantes que sufren la problemática.

“La historia de Joaquín nos provoca esta necesidad de hacernos cargo de esta problemática”, dijo y agregó que de las 24 provincias del país, Entre Ríos es una de las tres en donde no se legisló al respecto.

Mencionó que en Jujuy, el gobernador radical Gerardo Morales la vetó cuando fue aprobada, porque adujo que “se estaba ante un juego de la oposición y que no había un padrón que justificara una ley de esta naturaleza”.

Al respecto, Lara sostuvo que se está legislando “ante un un derecho universal que es la salud, la y la vida de las personas y los legisladores tenemos la obligación de legislar en función de tratados internacionales”.

Luego hubo palabras de adhesión de varios diputados. Por la oposición habló la diputada Ayelén Acosta, que refirió que la Ley de Electrodependientes fue aprobada y promulgada durante el gobierno de Mauricio Macri, y que fue uno de los pocos proyectos que tuvo un acompañamiento unánime en el Congreso.

El proyecto

La iniciativa dispone “garantizar la provisión de energía eléctrica de forma gratuita, sin topes, constante, ininterrumpida y estable” para las personas que dependan de un aparato para vivir.

De este modo, el beneficio consiste en el reconocimiento de la totalidad de la facturación del servicio público de provisión de energía eléctrica y la eximición del pago de los derechos de conexión.

“Se entiende por Electrodependientes por Cuestiones de Salud, a aquellas personas que requieran de un suministro eléctrico constante y en niveles de tensión adecuados para poder alimentar el equipamiento específico prescripto por un médico matriculado y que resulte necesario para evitar riesgos en su vida o su salud”, se indica.

La iniciativa establece “el tratamiento tarifario especial gratuito otorgado por esta Ley alcanzará al titular del servicio, o a uno de sus convivientes, que se encuentre registrado como Usuario electrodependiente por Cuestiones de Salud, en el Registro de Electrodependientes creado por esta Ley”.

En este sentido, el proyecto dispone la creación del Registro Provincial de Usuarios Electrodependientes por Cuestiones de Salud que estará a cargo del Ministerio de Salud de la Provincia de Entre Ríos.

“Es atribución del Ministerio de Salud mantener actualizado el Registro. Dicha actualización operará de manera inmediata al momento de acreditar las condiciones para acceder al beneficio”, se apunta.

De este modo, “el Ministerio de Salud deberá comunicar a la Secretaría de Energía de la Provincia, las personas incluidas en el Registro Provincial de Usuarios Electrodependientes por Cuestiones de Salud, a los efectos de acceder al Régimen Especial Tarifario fijado creado por la presente Ley”.

Más adelante, se señala que “las distribuidoras de energía deberán proveer gratuitamente, a título de comodato, los equipamientos adecuados para la prestación alternativa de los servicios eléctricos conforme los requerimientos y necesidades de la persona Electrodependiente, asegurando su mantenimiento y funcionamiento”.

También deberán “habilitar una línea telefónica gratuita, disponible las veinticuatro (24) horas en días hábiles e inhábiles, para la atención de las personas Electrodependientes por Cuestiones de salud”, y tendrán la obligación “de dar una masiva difusión pública de las características de dicha línea de comunicación y proveer de un sticker adhesivo con el número telefónico visible para ser exhibido dentro del domicilio de la persona Electrodependiente”.

Por otro lado, se contempla el desarrollo de campañas de difusión, educación y concientización por parte del Ministerio de Salud, la Secretaría de Energía, el Ente Provincial Regulador de la Energía, los municipios y las distribuidoras de energía eléctrica destinadas a promover los derechos de las personas electrodependientes.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora