La cuarentena modificó de modo sensible la geografía de la ciudad. Desde el 20 de marzo rige un aislamiento social, preventivo y obligatorio para evitar la propagación de la pandemia de coronavirus. Los comercios cerraron sus puertas, y la Peatonal San Martín, donde los escaparates atrapan cada sábado a la mañana a los paseantes, ofrece por estos días un panorama muy distinto. Nadie. Nada. Este sábado no fue diferente.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora