«La comunidad educativa está en estado de alerta y movilización ante el contexto de crisis del sistema universitario».

La frase fue publicada hoy en la cuenta de Twitter de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), y expresa el estado de situación de esa casa de estudios, que lleva adelante desde hace dos semanas un paro activo de docentes y alumnos, medida de fuerza a la que se han plegado lo trabajadores no docentes.

La UNER está alertando sobre el riesgo que supone el ajuste y el recorte de presupuesto, dispuesto por el Gobierno Nacional, y lo hace en las redes sociales con la etiqueta #UniversidadEnPeligro.

Sin embargo, un decano, Raúl Mangia, de la Facultad de Ciencias de la Administración de Concordia, tiene otra postura respecto del conflicto. «Mangia dice que la situación no es tan grave», cuenta Héctor Coronel, secretario general de la Asociación del Personal No Docente de la UNER (Apuner).

El gremio reprochó la decisión de Mangia de no permitir al personal no docente de Administración la participación en la movilización que habrá hoy en todas las ciudades donde hay sedes de la UNER, en el marco de una protesta a la que se han sumado la Universidad Autónona de Entre Ríos (Uader) y las regionales de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

«Nos dejó muy consternados el hecho de que un decano diga que la situación en la Universidad no es tan grave», dijo Coronel, y evaluó que esa postura respondería, en realidad, a la afinidad política de Mangia. «Obedece a Cambiemos, y su postura es repudiada por nuestro gremio por cuanto no condice con el pensamiento del resto de los decanos, y menos con la postura que ha manifestado el rector (Andrés Sabella)», planteó Coronel.

En Paraná, esta tarde, desde las 16, comunidad universitaria de la UNER, la Uader y la UTN se concentrarán en Plaza 1° de Mayo para expresar su oposición al ajuste.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.